Descubren la primera pisada de un dinosaurio paraguayo

Cinco universitarios hallaron el primer rastro de dinosaurio en Paraguay, en una losa del santuario de María Auxiliadora, en Asunción. Este vestigio, de más de 95 millones de años, corresponde al de un Abelisauridae.

Por Luján Román

lujan-roman@uhora.com.py

PDF1 y PDF2

Hablar de la presencia de dinosaurios en el Paraguay, hasta este hallazgo, solo era comparable a decir que en esta tierra hubo vida extraterrestre. Sin embargo, las evidencias científicas demostradas por cinco estudiantes de la Universidad Nacional de Asunción, luego de dos años de estudio, certifican que hace aproximadamente unos 95 millones de años había dinosaurios paseándose por estas tierras.

Tras pasar un mes observando detalladamente uno sector del piso del santuario de María Auxiliadora, en Asunción, y siguiendo las pistas dejadas por el paleontólogo Giussepe Leonardi, los estudiantes Víctor Filippi, Ricardo Suberlich, Cristian Colmán, Paula Aguilera y Susana Molina descubrieron en una losa de arenisca las formas de una rara pisada animal.

Emocionados ante lo que parecía ser la huella completa de un dinosaurio, fueron hasta la cantera de San Juan Bautista Misiones, de donde se compró la roca para la edificación de la iglesia.

DINO. La pisada descubierta corresponde a un Abelisauridae, de morfología atribuible terópoda, de costumbres carnívoras, que, según los vestigios fósiles encontrados, habitaron la zona de Sudamérica, Norteamérica, África y Europa meridional.

El investigador Víctor Filippi sostiene que la muestra sugiere que el dinosaurio debía medir por lo menos unos "tres metros de la cabeza a la cola y un metro y medio hasta la altura de la cadera".

El estudiante de paleontología explica que la huella denota que el ejemplar vivió durante el periodo Cretácico superior de la Era Mesozoica.

Bajo la asesoría de Silvina de Valais, doctorada en pisadas de dinosaurio, del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas del Instituto de Investigación en Paleobiología y Geología, de la Universidad Nacional de Río Negro (Argentina), se reveló que la pisada medía de largo 154 mm y de ancho 130 mm.

Los investigadores señalan que por ser una sola la huella hallada en la arenisca, no se pudo distinguir entre los dedos derecho e izquierdo del mamífero.

PANORAMA. El Paraguay, al contrario de sus países vecinos, hasta este momento nunca tuvo registros de este tipo. Según Filippi, esto movió aún más al grupo de estudiantes a seguir analizando esta muestra.

Luego de recorrer "de punta a punta" el pequeño cerro de dos kilómetros ubicado en San Juan Bautista, donde el "lagarto terrible" (como se lo llama) se paseó hace millones de años, en las mentes de los universitarios surgen nuevas hipótesis considerando las características de la cantera. "Creemos que no solamente restos de dinosaurios podemos encontrar ahí, vamos a seguir analizando", resalta Filippi.

Este hallazgo que abre un nuevo campo para la investigación científica en el país nos permite pensar que en el pasado estas tierras fueron también un parque de dinosaurios.

<h2>"ES UN DESAFÍO PARA LOS INVESTIGADORES"</h2>

Movidos por la sed de conocimiento, los jóvenes investigadores prometieron seguir presentando trabajos científicos en corto tiempo.

"Este descubrimiento es un desafío para los investigadores", asegura Filippi, para quien este primer indicio de la presencia de dinosaurios en el país en la Era Mesozoica debe ser un impulso para continuar con estas investigaciones, y hacer una mejor cronología de la llamada Formación Misiones, a la que pertenece esta muestra hallada.

Plantea la necesidad de conocer mejor la bioestratigrafía de la zona para tener una geocronología mucho más precisa.

Para el profesor universitario Juan Carlos Velázquez, es preciso un apoyo más marcado para los que trabajan la paleontología en Paraguay, considerando la difícil situación del mercado ocupacional.

Filippi adelanta que de aquí a poco iniciarán un proyecto de bioestratigrafía en base a microfósiles de Paraguay.

Dejá tu comentario