Economía

Desborde del río Pilcomayo aísla a varias comunidades

En la zona baja prácticamente no se limpió el canal y el agua abrió su propio sendero, inundando los caminos de acceso. Los pobladores se ingenian para proveerse de alimentos y los insumos que requieran.

Por la falta de limpieza del canal paraguayo del Pilcomayo, varias comunidades chaqueñas están sufriendo las consecuencias del desborde con la crecida del río, según informaron ayer los pobladores afectados. La situación empeora por la gran cantidad de lluvia en la zona.

Explicaron que por la falta de un cauce el agua se abre paso e inunda los caminos de acceso. "Estamos a punto de quedar totalmente aislados. Solitario, Mistolar, Tuscal y Pelícano Sur están a punto de quedar aislados porque no se hicieron los trabajos de limpieza y canalización", explicó María Elena Galeano de Orrego, quien vive a 80 kilómetros de la embocadura.

Reiteró que el Gobierno "debe dejar de mentir" porque "el canal no se hizo". "Esa máquina (anfibia) es lo que estamos pidiendo todos los días, porque en nuestra zona no hay canal, por eso se desparrama el agua por todos lados", puntualizó.

Ayer, con el incremento de las lluvias, el peligro de inundaciones empeoró, según informó Nirma Servín, titular de la Comisión de Pobladores del Pilcomayo. "El camino a La Pava, para llegar a la embocadura, está cortado por los desbordes. Según comentarios de la gente de la zona, hay riesgo total de inundación desde Solitario hasta Agropil, hasta 110 km de la embocadura", expresó.

Reiteró: "Algunas comunidades de esa zona ya están con corte de camino porque hay lugares donde el canal desapareció. El trayecto entre embocadura y Palomo sirve de filtro donde está quedando los sedimentos. A partir de Margariño hasta Catán tenemos agua sucia, pero de Catán hasta Sombrero Hovy se cuenta con agua cristalina. En la zona de Gral. Díaz se mantiene a medias (la cantidad de agua), mientras en nuestra zona ya empiezan los desbordes". Servín informó además que incluso el agua no estaba ingresando en la embocadura, desde el martes pasado.

La contratista informó ayer a ÚH que el ingreso del agua se suspendió solo por un día, como una estrategia de trabajo y que desde ayer abrieron nuevamente el canal.

IRRISORIA INVERSIÓN. Vale señalar que de los G. 40.000 millones que el MOPC adjudicó a dos consorcios, para la limpieza y canalización del Pilcomayo, recién se utilizaron unos G. 6.000 millones (15%), inversión irrisoria respecto a los años anteriores.

Empero, la naturaleza hizo de las suyas y el agua llegó hasta la localidad de General Díaz después de tres años, a casi 400 km de la embocadura.

El líquido vital ingresó al canal paraguayo debido a la apertura de la embocadura con dragas, una exitosa implementación, según apreciaron. Sin embargo, por los atrasos de canalización en la zona baja, el agua tuvo que hacerse de camino entre matorrales y es lo que causó el desborde del río.

Las dos firmas adjudicadas para la canalización (T & C SA y Consorcio Pilcomayo) seguirán trabajando en la zona hasta agotar el presupuesto previsto. Sin embargo, hoy las obras están paradas por la crecida del agua y las constantes lluvias. Solo pueden ocuparse de la limpieza en la zona de embocadura con las dragas.

Dejá tu comentario