Nacionales

Denuncian que mataron a inocentes durante operativo en Amambay

Testimonios hacen dudar del operativo Romai en Amambay. Mientras el Gobierno Nacional celebra, familiares y allegados de los fallecidos aseguran que policías mataron a albañiles inocentes que no tenían relación con el Comando Vermelho. Esto lo ratifica también uno de los seis detenidos. 

En la colonia Piray, distrito de Karapaí, murieron cinco personas y seis quedaron detenidas en un enfrentamiento entre supuestos miembros del Comando Vermelho y agentes policiales, de acuerdo a la versión de los intervinientes, que ahora se pone en duda.

Uno de los fallecidos en el lugar fue Mauro Javier Ocampos. Su pareja, Iris Gil Benítez, manifestó a NoticiasPy que el hombre estaba trabajando como albañil en la estancia donde ocurrió el hecho.

Gil Benítez sostuvo que el martes por la noche fue la última vez que habló con su pareja. Él le avisó que no había luz y se estaba quedando sin batería horas antes del operativo fiscal policial.

Ella, posteriormente, logró hablar con un sobreviviente, a quien no logró identificar, que le contó cómo sucedieron los hechos.

El testigo recordó que fueron sorprendidos por los uniformados y que fue como una escena de guerra. Él solo atinó a correr para escapar, pero Ocampos no tuvo la misma suerte.

La pareja del fallecido criticó la investigación de la Fiscalía, asegurando que él no tenía ningún arma larga cerca suyo. Además recibió dos disparos en la cabeza.

Nota relacionada: Falta de respuesta genera dudas en operativo de Piray

Con respecto a la obra, comentó que su pareja nunca mencionó que se tratara de un laboratorio de cocaína, como afirman los investigadores; tampoco reportaba movimientos extraños en el lugar.

Los albañiles, todos paraguayos, estaban en un campamento y luego iban a trabajar. El informe oficial detalló que encontraron armas largas, fusiles y pistolas junto a ellos.

Sin embargo, Gil Benítez afirmó que su marido no sabía disparar. "Nunca utilizó un arma", agregó. Adelantó, además, que presentará una denuncia formal por su muerte.

En ese tiroteo también falleció un hombre identificado como Silvino Arce Benítez, oriundo de la comunidad indígena Cavaju Paso, de Villa Ygatimí, Departamento de Canindeyú, según informó el corresponsal Elías Cabral. Su cadáver fue retirado el jueves por sus familiares.

Hacía 22 días que se fue a la estancia para realizar trabajos de construcción, como hacen varios indígenas para conseguir ingresos económicos.

El líder de su comunidad, Salvador Esquivel, aseguró que asesinaron a un inocente. El fallecido dejó huérfanos a seis hijos y una esposa.

“Al parecer fue engañado y le ocurrió lo que todos ya sabemos hoy”, afirmó Esquivel.

El cacique precisó que los pobladores de la comunidad siempre suelen salir a buscar trabajo por la situación difícil que se vive actualmente en el campo, para poder obtener recursos económicos y sostener a su familia.

Nota relacionada: Amambay: Logística del Comando Vermelho construía gran laboratorio de drogas

La comunidad Cavaju Paso está integrada por unas 100 familias indígenas de la parcialidad Ava Guaraní, y es considerada una de las más pobres de Canindeyú.

Nota relacionada: Identifican a detenidos y a dos fallecidos tras enfrentamiento en Amambay

Por otro lado, la defensa de Soriano Alfonzo Sanabria, uno de los detenidos por el operativo Romai, manifestó en NoticiasPy que la Fiscalía todavía no le hizo la prueba de parafina. Incluso, afirmó que el Ministerio Público pidió la ampliación del plazo para la presentación de la imputación.

Además, sostuvo que la causa aún no tiene juez, por lo que todavía no puede presentar algún recurso a favor de su cliente.

Igualmente, señaló que hay fuertes sospechas de que los agentes fiscales que participaron del operativo no estaban presentes al momento del enfrentamiento. También llama la atención de la defensa que, al tratarse supuestamente de un fuego cruzado, ningún uniformado resultara herido.

Asimismo, denunció que la Policía Nacional, por una supuesta orden de Gilberto Fleitas, no deja que su cliente haga declaraciones a la prensa, a pesar de que tanto la representación legal como el mismo afectado lo pidan.

Los representantes del Ministerio Público que están con el caso son Marcelo Pecci, Alicia Sapriza y Hugo Volpe.

Dejá tu comentario