Nacionales

Denuncian discriminación en acto de graduación de UniNorte

Una mujer denunció que la Universidad del Norte (UniNorte), filial Luque, negó el acceso a su hijo de 2 años al acto de graduación, bajo el argumento de que la ceremonia debía desarrollarse con tranquilidad. Además, manifestó que dejaron afuera a una persona con discapacidad.

Julia Paredes asistió este miércoles a la ceremonia de graduación de su hermano, egresado de la Universidad del Norte (UniNorte), en un hotel capitalino. A pesar de contar con invitación, no pudo ingresar al acto porque le negaron la entrada a su hijo de 2 años.

De acuerdo con lo manifestado por Julia en redes sociales, en el lugar le indicaron que, por disposición de la universidad, niños menores de 6 años no debían entrar a la sala y que tenían preparado un espacio con una pantalla gigante para ver la gala.

A raíz de ello, solicitó hablar con el encargado del evento, quien se identificó como Fidel Núñez. “Le pregunto (a Núñez) en base a qué sustento legal le prohíben el ingreso a un menor en un acto público (…) ¿Saben cuál fue la brillante respuesta de este joven? Que el acto es filmado y los niños inquietos lloran, eso queda grabado y es muy feo”, indicó la mujer en su cuenta de Facebook.

Embed

Debido a esto, ella se dirigió al sitio preparado por la casa de estudios superiores, en donde vio a un menor con síndrome de Down, de aproximadamente 12 años, a quien, según Julia, también le negaron la entrada.

“Estoy peleando por el derecho de muchas madres que debieron pasar por tantos sacrificios para alcanzar esa meta. También alzo la voz por esos niños que no tienen la culpa de padecer capacidades diferentes, para que sean excluidos de actos tan importantes para la familia”, subrayó Paredes.

Universidad avisó con antelación

Roberto Maida, del Departamento de Comunicaciones de la UniNorte, manifestó que avisaron a los egresados sobre la norma en reiteradas ocasiones, incluso un día antes del evento. La medida se notificó por escrito, hace más de un mes, aseguró.

“Tenemos en la Universidad una instrucción desde hace años, que en los actos de graduaciones no ingresan niños menores de 6 años. Debido a que es un acto solemne y protocolar que requiere de cierto ambiente que favorezca el normal desarrollo del evento”, señaló a Última Hora.

Justificó la norma alegando que necesitan escuchar el nombre de los egresados, los discursos, y que con la presencia de los pequeños esto se dificulta, según comprobaron en ceremonias anteriores.

En cambio, Maida dijo estar en desacuerdo con que no haya ingresado el menor con discapacidad. Consultó con todo el personal sobre esta denuncia y le indicaron que nunca le prohibieron la entrada. Al parecer, la familia optó por no ingresar al evento.

“La universidad no dio ninguna instrucción de negarle el acceso al menor con capacidades diferentes. Al contrario, son todos bienvenidos y perfectamente podía ingresar una persona con el niño”, indicó.

Finalmente, Maida explicó que la universidad prepara otra sala, dentro del hotel pero fuera del acto, porque hay egresados que llevan a sus hijos para tomarse fotografías luego de la graduación.

"Preparamos un espacio para las fotos fuera del salón, de manera que los alumnos posen con la familia completa, y posteriormente los chicos permanecen afuera con algún adulto responsable. De esa forma, los niños pueden hacer lo que necesiten, sin interferir con la ceremonia", concluyó.

Dejá tu comentario