Política

Denuncian al presidente por violar ley y piden protección para su hijo

 

Apenas 24 horas después de que el mismo presidente Mario Abdo Benítez presentara para su enrolamiento al servicio militar obligatorio a su hijo menor, Santiago Abdo Díaz Benza, de 17 años, en el Centro de Instrucción Militar de Estudiantes para la Formación de Oficiales de Reserva (Cimefor), el gobernante fue denunciado ayer por violar la Constitución Nacional y las normativas que prohíben a los menores ir al cuartel.

Los abogados Diana Vargas y Jorge Rolón Luna recurrieron a la Defensoría de la Niñez y la Adolescencia para solicitar que requiera con urgencia al Juzgado de la Niñez y la Adolescencia de turno la adopción de medidas cautelares que correspondan a fin de garantizar y resguardar la integridad del hijo menor del gobernante, así como la de todos los adolescentes reclutados e incorporados para prestar el servicio militar obligatorio en las instituciones castrenses del país.

Santiago Abdo Díaz Benza, de la mano de sus propios padres, se enroló el pasado jueves junto con varios otros adolescentes y jóvenes. Tras recibir el uniforme de rigor aseguró que él quiso ingresar al cuartel “para servir” e instó a los jóvenes del país a cumplir con el servicio militar obligatorio. “Que vengan todos, yo quise venir”, dijo.

Este hecho constituye una abierta violación a los derechos de la niñez y la adolescencia contemplados en la misma Constitución y varias otras normativas ratificadas por ley, que establece que “en ningún caso se podrá admitir la prestación del servicio antes de los dieciocho años de edad”, señalaron los abogados en su escrito.

Vargas y Rolón Luna recordaron que el mismo Código de la Niñez establece la responsabilidad subsidiaria del Estado en caso de que cualquier obligación fuere incumplida por los padres o quienes se encuentren a cargo de un niño o adolescente por lo que exigen que dicha obligación que fue violada en forma flagrante sea cumplida.

Recordaron que el enrolamiento de menores es más grave aún si se tienen en cuenta que bajo custodia de las Fuerzas Armadas fueron víctimas de desapariciones forzadas, ejecución extrajudicial y otras violaciones de derechos humanos, 147 niños soldados y conscriptos entre 1989 y 2012.

Trajeron a colación lo resuelto por el juez Rubén Riquelme que en el 2007 había rechazado un amparo que presentaron 32 padres cuyos hijos habían sido excluidos del cuartel por ser menores.

Dejá tu comentario