Nacionales

Decreto de Lula da Silva: Brasil amenaza a Paraguay y vecinos

Un decreto firmado recientemente por el presidente Luiz Inacio Lula da Silva advierte a los países vecinos que la República de Brasil podrá adoptar medidas defensivas en el caso de sentirse agredida, incluso cuando se trate de intereses asentados fuera del territorio brasileño.

Martes|14|OCTUBRE|2008

En el caso de Paraguay, la poca diplomática ley afectaría a las amenazas de expropiación o invasiones masivas de tierras ocupadas por brasiguayos en gran parte del territorio nacional (ver infografía), según publicaciones de O Estado de São Paulo.

Agrega que también se puede tomar como una velada amenaza a las reivindicaciones pretendidas por Paraguay en lo referente a los beneficios de la Itaipú Binacional.

Lula da Silva firmó el pasado 2, el decreto 6.592 que reglamenta la Movilización Nacional y crea el Sistema Nacional de Movilización (SINAMOB).

El objetivo de la movilización es disponer a las diferentes instituciones y estamentos para la defensa de la soberanía nacional, y debe ser llamada por el presidente de la República, según estipula la Constitución brasileña.

POLÉMICO ARTÍCULO. El punto más polémico de la ley firmada por Lula y el ministro de Defensa Nelson Jobim es el inciso 1 del artículo 2 que expresa: "Son parámetros para la calificación de expresión de agresión extranjera, entre otros, amenazas o actos lesivos a la soberanía nacional, la integridad territorial, al pueblo brasileño o a las instituciones nacionales son parámetros, aun cuando no signifiquen invasión al territorio nacional".

Asesores palaciegos citados por O Estado de SP consideran ese artículo como una "importación de la filosofía norteamericana de defensa nacional".

La columna aparece luego de que intereses brasileños sufrieran pérdidas en el extranjero, por decisión de gobiernos considerados como "amigos".

Tal es el caso de Ecuador, con quien mantiene una tensa crisis (más información en la página 41), país donde la constructora hidroeléctrica Odebrech está acusada de corrupción. Recientemente la estatal brasileña petrolera Petrobras aceptó renegociar su contrato con el Gobierno de Rafael Correa.

Bolivia fue el primer país de la región en nacionalizar intereses brasileños, precisamente de la Petrobras. El Ejército boliviano tomó las instalaciones de Petrobras, luego de que el presidente Evo Morales firmara un decreto de nacionalización.

Dejá tu comentario