Interior

De vendedor de chipas a talentoso pintor

 

De joven Ricardo Núñez se dedicó a la fabricación y venta de chipas en las compañías de Caacupé, Cordillera. Sin embargo, llevaba consigo de manera callada, escondido, el arte de un oficio rotulado, caratulado y adosado con el sello talentoso de ser un formidable retratista y paisajista, oficio que se le despertó en Montecarlo, provincia de Misiones, Argentina, donde cada día vendía chipa a los estudiantes. Así fue que una vez le preguntó a uno de los profesores de la Escuela de Artes, Pinturas y Manualidades si no podría permitirle ser su secretario. El docente accedió a la solicitud.

Posteriormente se realizó un concurso de pintura, en la cual logró obtener el primer premio, una beca completa para realizar estudios de perfeccionamiento en el oficio en Buenos Aires.

“Las enseñanzas hicieron que cada día más me vaya perfeccionando y aprendiendo las técnicas y los estilos que requieren las prácticas de un retratista y un paisajista”.

Oriundo de la Villa Serrana y que fija residencia en la compañía Yhacaroysá, hoy se destaca por los pintorescos retratos. Uno de los primeros cuadros fue para el futbolista Roque Santa Cruz.

Lo particular de este artista serrano es que solamente precisa de una fotografía para estampar en su obra el trabajo de forma extraordinaria.

Los mejores y consagrados futbolistas de nuestro país, de la Selección Paraguaya e incluso algunos futbolistas argentinos le han confiado la hechura de sus imágenes.

También están los retratos de varias paraguayas destacadas, como Yanina González y Lenis Paredes. DB

Dejá tu comentario