País

Damnificados afectados por muro cedido urgen refugios y materiales

Muchas familias afectadas por la sorpresiva inundación se mantienen en sus viviendas al no conseguir lugares para mudarse, ni terciadas, ni madera. Cuestionan precaria condición del dique.

Gran parte de las 220 familias que viven en los límites entre Sajonia y el Bañado Tacumbú siguen sin poder recuperarse de la sorpresiva inundación de sus casas, a raíz del muro que cedió en la zona en que se lleva adelante el proyecto del barrio Bozzano. Siguen sin reponerse también de los daños y pérdidas que sufrieron de electrodomésticos y otros enseres.

Hay versiones encontradas sobre la advertencia de las malas condiciones que tenía el dique, que al final no soportó los efectos de la riada entre la gente que habita un área de seis manzanas entre las calles Mallorquín, Pratt Gill, Pedro Hermosa y Teniente Bozzano; y en el asentamiento conocido como Villa Cangrejo. Mientras algunos aseguran haber recibido el aviso por parte de autoridades municipales, otros sostienen lo contrario.

Los pobladores, que a pesar de las condiciones adversas se mantienen en sus residencias, cuestionaron el corte de energía eléctrica por parte de la Ande, ya que ello hace que se encuentren a oscuras y expuestos a sufrir robos o asaltos por parte de malvivientes.

Pedro Rodríguez, vecino de esta área de la capital, indicó que “nadie esperaba este desenlace que se dio el domingo en horas de la madrugada (a las 4.30). En menos de 15 minutos las aguas ya inundaron todo. No tuvimos tiempo de salvar nada”.

Por su parte, Primitiva Barrios, quien tiene una despensa sobre Pratt Gill, indicó que no encuentra lugar donde ser reubicada, al igual que otros vecinos de allí, ya que el predio del ex RI 14 (actual I División de Infantería) ya está lleno de damnificados.

Alexandra Zaracho, sin embargo, dijo que si bien logró acceder a un pequeño espacio en ese refugio, actualmente no consigue materiales como terciadas, chapas y puntales para establecer su casa en ese sitio.

RESPUESTA. El ministro de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), Joaquín Roa, indicó que las familias que se quedan en el barrio anegado es porque tienen piezas preparadas en un segundo nivel y hasta pequeños amarraderos para botes.

Sostuvo que se asistió a todos los damnificados por este hecho y señaló que 53 familias fueron llevadas al refugio Charlotte, sobre Mallorquín, entre Isabel la Católica y De la Conquista, y otras 63 a casas de familiares o amigos.

Indicó que es inevitable mantener la corriente eléctrica en este sector de la ciudad por el riesgo de electrocución que ello representa, aún cuando hay gente que en la segunda planta de sus construcciones cuenta con todas las instalaciones.

Apuntó que en la capital hay 7.016 familias en plazas, paseos y veredas.

El jefe de Información del Departamento de Alerta Temprana, Ricardo Pereira, dijo que se comunicó a todas las familias de esa zona de Sajonia y el Bañado Tacumbú del mal estado del muro y de la posibilidad de que ello pudiera ceder en cualquier momento.

Estamos sin luz y bajo agua. Tenemos lugar en el ex RI 14 pero no hay materiales. Necesitamos ayuda para salir. Alexandra Zaracho, damnificada.

No sé qué hacer porque todo está inundado y no hay refugios. Se avisó a algunos del muro roto pero a nosotros no. Primitiva Barrios, damnificada.

Dejá tu comentario