Sucesos

Curuguaty: Asume abogado y estudia recusar a los jueces por preopinión

A pedido del nuevo abogado defensor, el Tribunal de Sentencia que juzga a los acusados por la matanza de Curuguaty concedió tres días para que estudiara el caso. Sin embargo, los argumentos fueron tomados como preopinión por el defensor, que estudia recusar a los jueces.

Ayer nuevamente hubo sorpresas en el caso. Cuando todo hacía suponer que la Defensa Pública sería responsable de representar a los doce acusados por la causa de Curuguaty, apareció el abogado Víctor Azuaga, con poder para representarlos.

Con ello, el defensor Público Joaquín Díaz, junto con sus coadyuvantes Ana Esquivel, Federico Hetter y Carlos Arce, al final, solo representan al procesado Felipe Nery Urbina, acusado por frustración a la persecución y ejecución penal.

Por su parte, los acusados Néstor Castro, Lucía Agüero y Adalberto Castro, Felipe Benítez Balmoris, Juan Carlos Tillería, Adalberto Castro, Rubén Villalba, Arnaldo Quintana, María Fani Olmedo, Dolores Peralta y Alcides Ramírez serán defendidos por Azuaga.

SUSPENSIÓN. Al inicio del juicio, la actuaria informó sobre las partes presentes y de los escritos presentados. Ahí, el tribunal se dio por enterado de la presencia del nuevo abogado Víctor Azuaga.

El mismo aceptó la defensa de los once acusados. Después, solicitó la suspensión del juicio, de modo a acceder a las copias íntegras del expediente y preparar la defensa de los encausados.

Al pedido se adhirieron los defensores públicos, mientras que la fiscala Liliana Alcaraz requirió que el plazo de suspensión sea de 3 días, como máximo.

Al final, los jueces Ramón Trinidad Zelaya, Benito Ramón González y Samuel Silvero concedieron tres días para que el mismo preparara la defensa. Es decir, continuará el lunes a las 8.00.

En su argumentación, señalaron que no podían dar más plazo, porque la prensa y las personas querían una sentencia en un plazo razonable.

El nuevo defensor planteó reposición de lo resuelto. Ahí, señaló que era una preopinión decir que la prensa y la ciudadanía esperaba una sentencia, ya como que el fallo ya estaba “cantado”.

Los defensores públicos, por su parte, se adhirieron al pedido, agregando que el expediente tenía unas 2.000 hojas y la carpeta fiscal cinco biblioratos.

La Fiscalía se mantuvo en su postura de los tres días, ya que con el sábado y domingo, eran en realidad cinco días.

Los jueces se ratificaron en su decisión, aclarando que lo que sostuvieron era que se requería un plazo razonable, y que ya pasaron tres años de lo ocurrido.

En el caso, nueve están acusados por tentativa de homicidio doloso, invasión de inmueble ajeno, coacción y coacción grave, más asociación criminal. Dos están por invasión de inmueble y asociación criminal y el último, asistido por la Defensa Pública, por frustración a la persecución y ejecución penal.

Con ello, el juicio oral comenzará el próximo lunes.

El pedido de copias fue concedido ayer mismo por los magistrados, de modo a que el nuevo defensor tenga tiempo para preparar su defensa.

Los anteriores abogados habían dicho que iban a pedir nulidad parcial de la acusación porque no se dio trámite al pedido de prejudicialidad y la exclusión de una prueba.

Ahora se verá qué plantea el nuevo defensor en el reinicio del juicio oral.

Dejá tu comentario