Política

Cuevas triplicó pago en horas extras antes de dejar presidencia

 

El oficialista Miguel Cuevas asumió la titularidad de la Cámara de Diputados de la mano del presidente de la República, Mario Abdo Benítez, en julio del año pasado. Estuvo un año en la administración de la sede parlamentaria, tiempo suficiente para cometer varias irregularidades, entre ellas el despilfarro del presupuesto de la institución.

Justamente, esa situación obligó a la administración actual de Pedro Alliana a solicitar una reprogramación presupuestaria de casi G. 2.000 millones para que se puedan cubrir los gastos que representan los salarios de los contratados y asesores en la era Cuevas, como así también el aguinaldo de estos.

Durante la gestión de Cuevas, un sector privilegiado de los funcionarios recibía pagos por horas extras, a pesar de que dicha erogación no era necesaria y esto aumentó considerablemente en junio cuando el legislador abdista estaba aún en función de la presidencia.

En ese sentido, en marzo, en el rubro de remuneración extraordinaria (horas extras), la Cámara Baja desembolsó casi G. 63 millones, pero para abril esto se incrementó en más del doble, llegando a la suma de G. 165 millones.

Para el mes de mayo esto trepó a G. 196.409.478 cerrando finalmente en el mes de junio con casi G. 200 millones.

Cuevas triplicó pago en horas extras.png

Cabe señalar que en los meses de enero y febrero, en pleno receso parlamentario, en que la actividad en la Cámara es prácticamente nula, aunque en menor medida, igualmente por horas extras se pagaron G. 19.446.300 y G. 20.449.067, respectivamente.

Por otro lado, en los últimos seis meses de la presidencia del polémico dirigente de Paraguarí, en capacitación y adiestramiento de los funcionarios, solamente se destinaron G. 3.781.252, siendo que la capacitación a los funcionarios aumentó considerablemente en los último años.

IRREGULARIDADES. Desde que asumió la titularidad de Diputados, Cuevas fue denunciado por sus propios colegas de cometer irregularidades, entre ellas la contratación masiva como funcionarios de personas provenientes de su departamento; el comisionamiento de funcionarios de otras instituciones que finalmente quedaron como permanentes en la Cámara Baja y con jugosos salarios.

Estos hechos llevaron a que los contratados no perciban su aguinaldo y los que recibieron lo hicieran en montos que no superaban el 40% de lo que les correspondía.

Con la ejecución realizada por Cuevas, a pesar de la disminución de los contratados desde julio, el presupuesto solamente alcanza para pagar salarios hasta setiembre. Por esto, se solicitó la reprogramación, que el martes pasado en la sesión extraordinaria fue aprobada por el pleno y pasó a consideración del Senado.

Cuevas también creó 24 cargos nuevos, entre direcciones, coordinaciones y jefaturas, lo que significó también una erogación extra dentro del presupuesto de Cámara Baja. Dichos cargos fueron eliminados por Alliana, apenas el cartista asumió el cargo.

Dejá tu comentario