Nacionales

Cuestionada jueza vuelve a ser suspendida por la Corte

La jueza Nora Elizabeth Ramírez Fernández, quien fue trasladada de Canindeyú a Paraguarí, volvió a ser suspendida por la Corte Suprema de Justicia, y esta vez por irregularidades. Su primera suspensión fue levantada en el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM).

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) suspendió por segunda vez a Nora Elizabeth Ramírez Fernández, jueza interina del Juzgado de Tebicuarymí, en el Departamento de Paraguarí, que anteriormente se desempeñaba como jueza de Paz en Curuguaty, Canindeyú.

La primera suspensión había sido aplicada en abril de 2017, por denuncia de malos tratos a abogados litigantes y funcionarios, faltar injustificadamente y prohibir la entrada a profesionales, cambiando incluso la cerradura del Juzgado, hecho denunciado en 2016.

Leer más: Corte suspende a jueza de Curuguaty por irregularidades

En esta ocasión, los motivos en los que se basó la Corte son otros. Ahora, fue suspendida con base en un sumario instruido en febrero del año pasado, por irregularidades que fueron detectadas en una auditoría al Juzgado de Paz de Curuguaty en 2017, informó el corresponsal de Última Hora Elías Cabral.

Se hallaron expedientes con plazos vencidos, documentos sobre violencia doméstica sin resolución, algunos ingresados sin remisión a la oficina de estadísticas, autorizaciones de menores para viajar al exterior sin formalidades establecidas, y expedientes finiquitados en casilleros sin ser remitidos a archivos.

Leer también: Cuestionada jueza de paz al borde de la destitución

Entre estos están incluidos expedientes con errores de foliatura, cargos sin firmas, falta de sellos, providencias sobrescritas o tachadas y providencias sin firma del actuario, entre otros.

La primera suspensión a la magistrada, establecida por la máxima instancia judicial, fue levantada con un apercibimiento por el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM).

Leer además: Piden evaluación psiquiátrica a jueza de Paz por maltrato a funcionarios

Nora Ramírez fue muy cuestionada cuando trabajaba en Curuguaty debido a que fue denunciada en numerosas ocasiones por malos tratos a funcionarios. Incluso, mantenía conflictos con abogados, de quienes se inhibió.

Por estas causas, en octubre de 2014, la circunscripción judicial de Canindeyú había solicitado su evaluación psiquiátrica.

Dejá tu comentario