País

Cuatro municipios cobran tributos a los que tienen tragamonedas ilegales

Pese a que estas máquinas no están acreditadas por la Conajzar, en Comunas de Ñemby, San Lorenzo, Mariano Roque Alonso y Fernando de la Mora perciben canon por un reducido grupo de aparatos.

Por Magdalena Riveros

magda@uhora.com.py

Un puesto de venta de bebidas y de cargas de celulares sobre la transitada ruta Acceso Sur, en la ciudad de Ñemby, tiene en la vereda dos máquinas de premio programado, conocidas por la gente como tragamonedas. La semana pasada, dos adultos jugaban frente a esas máquinas, una de ellas una mujer con su pequeño hijo en el brazo, que miraba el movimiento de luces del juego.

Los dos adultos dejaron las máquinas, y el niño que quedó solo en la vereda estiró una caja vacía de bebidas hasta una de las tragamonedas y subió a mirar el juego, la madre se acercó de nuevo e introdujo más monedas y el niño siguió con el perjudicial entretenimiento.

Es un ejemplo de la facilidad que existe para que los niños empiecen a tomar el gusto a este juego ilegal que prolifera en la vía pública, ya que no existe restricción alguna para proteger a los menores. En este caso, la propia madre promueve que el hijo acceda a la tragamonedas.

La ciudad de Ñemby es uno de los distritos del Departamento Central donde abundan estas máquinas que funcionan en forma clandestina, ya que desde hace dos años la Conajzar está sin certificar su habilitación entre las 44 empresas que manifestaron su interés en explotar el juego de premio programado.

POCAS REGISTRADAS. La Municipalidad de Ñemby tiene registradas a dos empresas, Comodín y Ruther, que declararon y pagan tributos por 63 máquinas tragamonedas, dijo Carlos Francou, jefe de Patente Comercial. Acotó que hay más de 2.000 máquinas no registradas en el Municipio.

Abel Villalba, jefe de Gabinete de la Intendencia, anunció que en la brevedad harán controles en los barrios luego de modificar la normativa que permita el decomiso.

La Comuna de San Lorenzo realizó el viernes último algunas intervenciones en la zona comercial, a raíz de denuncias vecinales y tras el reclamo en la Junta Municipal para aplicar la ordenanza de junio pasado que prohíbe las tragamonedas en lugares como despensas y mercados.

La mayoría de los notificados son locales del mercado central y Florida, donde se precintaron las máquinas.

El Municipio de San Lorenzo cobra patente a unas tres casas de juegos de azar. Una de ellas, Comodín, tuvo que ser cerrada la semana pasada porque contaba en su interior con mayoría de tragamonedas, refirió Alberto Valiente, de Coordinación Tributaria.

La Comuna de San Lorenzo tiene relevado que en el mercado central hay 221 máquinas por las que no se paga el canon de G. 20.000. En Fernando de la Mora, varias tragamonedas también tienen pegadas a su costado boletas de pago de patente.

POCOS RESULTADOS. En Mariano Roque Alonso, el intendente Heriberto Mármol dijo que están apercibiendo a comerciantes a retirar las máquinas y que aún no cuentan con una ordenanza que les permita decomisar los juegos. No tienen estimación de cuántas máquinas ilegales hay en la ciudad. A la vez, cobran tributo por 112 máquinas declaradas por 8 empresas: Veyba SRL, Lydia Ludic, Bertolini Ivonir, Vipracorp SA, Rother SA, Comodín SA, Won Kwon y Slot Montecarlo, según datos del Municipio.

En la Comuna de Asunción, Wilson Muñoz, director de Recaudaciones, afirma que no cobran canon a las tragamonedas porque no están habilitadas por Conajzar. Estiman que hay 6.000 máquinas clandestinas en la capital. La última requisa de 18 máquinas de la zona de la Terminal fue en agosto , con participación de la Fiscalía. Anuncian que harán nuevos procedimientos en otros sitios.

Para Muñoz, será mucho más fácil combatir esta irregular presencia de los juegos en Asunción si se pudieran detectar los talleres o depósitos clandestinos. "Estamos recabando datos para localizar esos lugares", indicó el funcionario.

Dejá tu comentario