Especiales

¿Cuándo me jubilo y qué trámites debo realizar?

Para algunos, la jubilación es muy esperada; para otros, llega de sorpresa y sin comprender el sistema de cobro de la pensión. Actualmente, existen tres modalidades para acceder a este beneficio a través del Instituto de Previsión Social (IPS), e incluso se puede tramitar a través de internet.

La jubilación es uno de los beneficios deseados por cualquier trabajador luego de décadas de labor y dedicación.

¿Cuándo me jubilo? ¿Cuántos años debo cumplir para acceder a mi jubilación? ¿Cuáles son los trámites para acceder al beneficio? Estas son algunas de las interrogantes que los trabajadores se preguntan a diario.

Un trabajador ya puede retirarse de la actividad laboral al cumplir los 55 años; sin embargo, existen diferentes exigencias que se deben reunir.

Si bien la jubilación es un derecho que todos los trabajadores deben gozar, solo aquellos que estén registrados en el sistema del Instituto de Previsión Social (IPS) pueden acogerse a este tipo de prestación, es decir, los trabajadores formales.

De acuerdo con las leyes 98/92 y 4290/11, existen tres condiciones legales para que un trabajador pase a retiro: por vejez, invalidez o por casos de fallecimiento.

En el último caso, los familiares del asegurado reciben un aporte mensual o pagos únicos en conceptos de pensión, indemnización o subsidios.

En su mayoría, los jubilados acceden a la prestación económica en concepto de vejez, que a su vez dispone de otras tres combinaciones que se deben cumplir. Se identifican como jubilación ordinaria, ordinaria parcial y proporcional.

Para todos estos casos, el monto que el trabajador debe percibir se determina de acuerdo a un promedio de los últimos 36 salarios (tres años) que cobró, menos el del mes de retiro.

El último mes no se suma, debido a que, generalmente, la patronal carga relevantes gratificaciones por retiro y distorsiona el promedio real de salario, según aclaró a Última Hora el gerente de Prestaciones Económicas del IPS, Pedro Halley.

El sistema de jubilaciones se rige de la siguiente manera:

Jubilación por vejez.png

Jubilación ordinaria: 60 de edad y 25 años de aporte

Este es el único sistema en el que el empleador debe comunicar que el trabajador cumplió con los requisitos del periodo laboral y que debe pasar a retiro.

En este caso, el asegurado percibe mensualmente la totalidad del promedio de salario que le fuere calculado por los últimos tres años.

Jubilación ordinaria parcial: 55 de edad y 30 años de aporte

En esta opción el trabajador tiene la posibilidad de jubilarse voluntariamente, pero con un promedio del el 80% del beneficio.

De acuerdo con Halley, la normativa establece que el porcentaje aumentará a razón del 4%, en caso de que el trabajador decida retirarse al momento de haber cumplido más de 55 años de edad, hasta los 59 años.

“Si el asegurado quiere jubilarse mejor, con 84% de su salario, tiene que esperar un año más a cumplir 56 años; si quiere mejorar a un 88%, tiene que cumplir 57. Sube de acuerdo a la edad en el cual decide retirarse”, explicó.

Jubilación ordinaria proporcional: 65 de edad y 15 años de aporte

En el caso de la jubilación proporcional, el trabajador es quien también decide retirarse voluntariamente conforme a la antigüedad de aportes. Con 65 años de edad y con 15 años de aporte, el afectado puede jubilarse con el 60% de su promedio salarial.

Este sistema también sube un 4% en función a la antigüedad. Es decir, si un trabajador tiene 65 años y 16 años de aporte, accede a un 64%; si tiene 17 años de aporte recibirá el 68%, y así sucesivamente.

Es importante aclarar que estas dos últimas combinaciones (parcial o proporcional) son las que permiten la jubilación voluntaria. El trabajador percibirá una remuneración mensual conforme a la relación edad-aporte que cumpla.

“Si uno se retira con el 84%, quiere decir que es eso lo que va a percibir mensualmente, no es que por cada año que cumple se le aumenta”, precisó Halley.

Todos los años de aporte se suman de acuerdo al registro laboral que tiene el trabajador. Es decir, si prestó servicios en varias empresas o instituciones, todos los aportes quedan computados.

Además de la jubilación en concepto de vejez, la legislación también establece el retiro por invalidez, donde se consideran enfermedades o accidentes de trabajo.

Trámites y documentaciones

En cuanto a los trámites que son necesarios para acceder a la jubilación, el afectado puede acercarse a las oficinas de la previsional en todas las localidades disponibles. Solo es necesario presentar la cédula de identidad.

También puede seguir con los trámites en el sistema online habilitado desde finales del año pasado.

jubilación online ips.png

Con esta opción, el trabajador, primero, debe acercase presencialmente a una de las agencias administrativas de Aporte Obrero Patronal (AOP) para solicitar una contraseña; luego la gestión es totalmente digital.

Una vez obtenido el PIN, el trabajador podrá acceder a la página www.ips.gov.py y hacer click en la opción “MI IPS”. Allí debe ingresar su número de cédula de identidad y contraseña. Posteriormente, debe seguir los pasos en Jubilación en Línea. El servicio es totalmente gratuito.

Lea más: Ya es posible tramitar en IPS jubilación mediante internet

Asimismo, las agencias de AOP están disponibles en diferentes puntos del país y en las principales cabeceras departamentales.

La oficina central se encuentra en el Edificio Facundo Machaín, sobre las calles Constitución esquina Luis A. de Herrera, de la capital y el número telefónico para mayores informaciones es (021) 211-563. Los interesados pueden acudir de 07.15 a 14.00, de lunes a viernes.

En el portal de IPS también está disponible un simulador jubilatorio que permite realizar el cálculo de los haberes que un trabajador debe percibir.

El plazo para la aprobación de las solicitudes es de 60 días, a partir de su presentación.

Actualmente hay alrededor de G. 1.600.000 asegurados en la previsional, mientras que se está pagando la jubilación a 57.260 beneficiarios.

De acuerdo con un informe oficial del IPS, 250 personas se jubilan por mes y 3.000 por año. En promedio, el 77% se jubila por vejez, el 17% por invalidez y el 6% por fallecimientos.

El monto de la jubilación sube por el ajuste que se hace conforme al Índice de Precios al Consumidor (IPC) del Banco Central del Paraguay (BCP). En el año 2018, se ajustó un 3,2%.

Sistema injusto

Uno de los grandes cuestionamientos ciudadanos al sistema jubilatorio nacional es que es bastante injusto. No solo por la cantidad de años que una persona debe trabajar para acceder al beneficio, sino también por el bajo monto que se percibe.

Al respecto, el gerente de la previsional comentó que la institución se encuentra trabajando, desde hace varios años, en una legislación para cambiar la metodología de cálculo para la prestación económica de los jubilados.

El objetivo es llegar a una jubilación más justa, determinando el promedio del salario de los últimos 10 años o de los 20 mejores salarios de la vida del trabajador.

Halley comentó que la intención del proyecto es evitar jubilaciones extremas, o muy bajas o muy altas. Indicó que, generalmente, detectan casos en los que las patronales declaran que los asegurados perciben salarios muy bajos durante los últimos tres años de labor.

A mediados del año pasado, se generó una fuerte indignación cuando una diputada liberal, Celeste Amarilla, manifestó que estaba de acuerdo con la jubilación a los 75 años, considerando que una persona trabajadora aún tiene capacidades para seguir en el ruedo laboral esa edad.

Más detalles: Diputada liberal sugiere jubilación de trabajadores a los 75 años

Paraguay cuenta con siete cajas de jubilaciones, el 50% lo soporta IPS y la Caja Fiscal. Lo restante se distribuye entre la Caja de Jubilados Bancarios, de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE), Personal Municipal, Itaipú, entre otros.

Dejá tu comentario