Economía

Critican a Mario Abdo su falta de liderazgo en los temas económicos

Ex ministro advierte que, además de las medidas anticíclicas, se necesita generar expectativas positivas entre los agentes del mercado, labor que el Gobierno no está cumpliendo, acusa.

Los ánimos en la economía paraguaya no se encuentran en los niveles deseados. Además de los anuncios de desaceleración del crecimiento estimado para este año, la falta de liderazgo por parte del presidente de la República, Mario Abdo Benítez, en cuanto a la emisión de señales al mercado está generando expectativas desfavorables para iniciativas e inversiones.

Esto advierte el economista y ex ministro de Hacienda Manuel Ferreira, e insta a demostrar un mayor respaldo hacia las personas que han decidido invertir en el país. “Generar un cambio de expectativas en los agentes económicos es clave y lo que hemos visto es que el presidente de la República muy poco se ha metido en esto, ha dejado demasiado en el Equipo Económico y el Equipo Económico no ha sido muy eficiente en hacer saber cuáles son sus planes. Acá se tiene que meter el presidente de la República”, expresa.

Menciona a las empresas autopartistas, que generan más de la mitad de las exportaciones de maquila, entre las que atraviesan por problemas y necesitan ayuda; así como a los efectos del contrabando en rubros de producción alimenticia. “El Estado debería hacer una gran campaña sobre este tema, acá es donde se está fallando también: en generar expectativas positivas entre los agentes económicos, que la gente vea un futuro prometedor”, agrega.

Por otro lado, Ferreira considera que todavía se puede reducir la tasa de política monetaria y recomienda hacerlo en 0,50 puntos más, a fin de dinamizar el mercado, ya que sostiene que el problema actual consiste en una baja circulación de dinero.

El Banco Central del Paraguay (BCP) redujo recientemente de 5,25% a 5% la tasa de interés de referencia, a fin de tornar menos atractivas a sus letras de regulación monetaria e incentivar así una mayor provisión de recursos al público por parte de los bancos, a través de los créditos.

“Se podría tener una política monetaria más relajada de la que se tiene. Al tener una inflación subyacente en 3%, por debajo de la meta (de 4%) el Banco Central tiene muchas más posibilidades de ampliar la cantidad de dinero”, asevera.

Agrega que se puede dejar al dólar que se aprecie un poco más, a fin de ganar competitividad ante los países vecinos, para que crezca así el comercio de frontera y se reduzca el contrabando. Recuerda que, el año pasado, el BCP intervino de manera importante en el mercado mediante la venta de dólares (para corregir picos muy elevados en la cotización) y el consecuente retiro de guaraníes, lo cual redujo la cantidad de dinero en el mercado y lo encareció especialmente en el costo para las empresas.

“Al vender menos dólares, va a subir un poco el tipo de cambio, pero se va a alcanzar más rápido un equilibrio con los países de la región; eso va a generar una reducción del contrabando, del dúmping (venta a precios inferiores al costo) de empresas argentinas y brasileñas sobre el Paraguay, y va a generar posiblemente el retorno de los argentinos y los brasileños a comprar en Paraguay”, añade.

Adelanta que como efecto de la sequía, los agricultores están teniendo una producción menor que el promedio, en zonas específicas, lo que se complementa con la reducción de precios de los productos en los mercados internacionales. Esto repercute en una disminución de la capacidad de pago al interior de este sector y en los próximos meses los bancos tendrán que frenar el crecimiento de los créditos especialmente en dólares, explica.

Recuerda también que los comerciantes se encuentran bastante stockeados, es decir, con suficientes mercaderías que no se están pudiendo vender, lo cual resulta en menores importaciones.

Embed

Dejá tu comentario