Mundo

Cristina suma su quinto procesamiento

La ex presidenta Cristina Fernández sumó ayer su quinto procesamiento judicial, esta vez por una causa de presunto lavado de activos y asociación ilícita por las operaciones que una de sus sociedades realizó con adjudicatarios de obra pública.

El juez federal Julián Ercolini procesó también a sus hijos Máximo y Florencia Kirchner –entre otros–, copropietarios de la empresa Hotesur, que gestionaba un hotel en el que supuestamente algunos empresarios pagaron sobornos mediante la contratación de habitaciones.

Otros de los procesados fueron el ex contador de la familia Kirchner Víctor Manzanares, la sobrina de la ex presidenta Romina Mercado y el empresario Lázaro Báez, cercano al kirchnerismo y ya en prisión preventiva desde 2016, y el hijo de este, Martín Báez.

El magistrado impuso contra ellos embargos de hasta 800 millones de pesos para cada uno, como en el caso de la ex presidenta Fernández, quien estuvo en el poder entre el 2007 y el 2015.

El conocido como caso Hotesur se centra en las actividades de esa empresa, que según el juez no contaba con capacidad económica ni experiencia en el rubro, y cuya finalidad era otorgarle a los pagos de empresarios favorecidos con contrataciones de obra pública apariencia de legítimos.

Este caso se inició en noviembre de 2014 por una denuncia de la entonces diputada opositora Margarita Stolbizer. efe

Dejá tu comentario