Editorial

Criminales actos partidarios en pandemia, amenaza para la salud

Son varias las denuncias de actos políticos electorales realizados por los precandidatos a los comicios municipales, que reúnen a mucha gente sin tener en cuenta los cuidados sanitarios, justo en la etapa más crítica de la pandemia, con altas cifras de contagios y fallecimientos. Tal como lo definió la directora de Promoción de la Salud, doctora Adriana Amarilla, se trata de un acto criminal, que pone en grave riesgo a la salud de la población. Llama la atención que los agentes del Ministerio Público, que han imputado a cientos de ciudadanos por presuntamente desobedecer las normas sanitarias, cierren los ojos ante esta irresponsable actitud. Los dirigentes políticos en campaña, tanto del partido del Gobierno como los de oposición, que incurran en estas prácticas deben ser procesados y sancionados de manera ejemplar, para evitar que sigan siendo una amenaza.

Criminales. Así los ha definido ayer la doctora Adriana Amarilla, directora de Promoción de la Salud. Se refería a los dirigentes políticos y precandidatos en campaña electoral para los próximos comicios municipales, que según numerosas denuncias vienen realizando actos proselitistas con visible aglomeración de personas, sin tener en cuenta los mínimos cuidados sanitarios establecidos en la actual etapa más crítica de la pandemia del coronavirus, con altas cifras de contagios y fallecimientos.

Aunque son varios los casos que se han detectado, uno de los más sonados fue el que realizó recientemente el precandidato a intendente municipal de Asunción por el Partido Colorado, Daniel Centurión, en el barrio Ricardo Brugada, más conocido como la Chacarita.

Según se pudo observar claramente en las fotografías y en los videos que se compartieron, decenas de personas participaron de una caravana que acompañó a Centurión en una gira por la zona, la gran mayoría sin usar tapabocas ni guardar la mínima distancia física recomendada por los médicos.

Sobre este caso, otros dirigentes y candidatos pidieron a la fiscala general, Sandra Quiñónez, que impute a Centurión por violar las normas sanitarias, pero no hubo respuesta.

Uno de los solicitantes de la medida fue el también candidato y empresario Juan Galeano Grassi, quien el año pasado fue procesado por el Ministerio Público, junto a otras personas, acusado de violar la cuarentena sanitaria por participar de una movilización contra el Gobierno, frente al Panteón de los Héroes, en protesta tras las denuncias de corrupción en las compras de equipos médicos para la lucha contra el Covid-19.

No solamente los referentes del oficialismo colorado caen en la irresponsable y riesgosa actitud. En un informe publicado ayer por este diario, se informó que el diputado liberal Carlos Silva, quien se halla en campaña por conquistar la presidencia de su partido, en elecciones que se realizarán también el próximo domingo 20, con las municipales, aparecía realizando actos políticos en varias localidades de Canindeyú, con visible aglomeración de personas y sin uso de tapabocas.

“La persona que invita a estas aglomeraciones no entendió lo que es la pandemia o le importan más los votos que la salud de la gente. Los candidatos deben pensar en su propia salud, les aseguro que algunos no llegarán, no por los votos, sino que estarán en un cajón”, dijo ayer la doctora Amarilla, quien aseveró que le llegan muchas denuncias de concentraciones proselitistas que violan todos los deberes de cuidado.

“Estamos con un alto ritmo de contagios y esto es criminal", aseguró

Llama la atención que los agentes del Ministerio Público, que han imputado a cientos de ciudadanos por presuntamente desobedecer las normas sanitarias, cierren los ojos ante esta irresponsable actitud.

Los dirigentes políticos en campaña, tanto del partido del Gobierno como los de la oposición, que incurran en estas prácticas deben ser procesados y sancionados de manera ejemplar, para evitar que sigan siendo una amenaza.

Dejá tu comentario