Nacionales

Crímenes transfronterizos, prioridad de FFAA de Brasil y Paraguay

El ministro de Defensa del Brasil, Aldo Rebelo, afirmó que el Gobierno de su país insistirá con el de Paraguay en la cooperación para la prevención de crímenes que se suscitan en la frontera común entre los dos países, principalmente el tráfico de drogas. Recordó que su país tiene vigente una ley para derribar aviones que realizan vuelos clandestinos.

En una conferencia conjunta entre los ministros de Defensa paraguayo, Diógenes Martínez, y de Brasil, Aldo Rebelo, se dejó constancia de varios puntos que ambos países deberán ampliar y profundizar en el futuro. Uno de estos puntos tiene que ver con la amenaza de los crímenes transfronterizos, específicamente el tráfico de drogas, al que Brasilia considera como la fuente de los otros crímenes.

"Nuestra visita a la República del Paraguay tiene que ver con la ampliación y profundización de nuestra cooperación en el área de defensa. Eso significa que toda cooperación existente permanecerá y que nosotros vamos a ampliar en áreas nuevas, y una de ellas es la prevención de crímenes transfronterizos", aseguró Rebelo.

En este sentido, el ministro brasileño apuntó directamente al tráfico de drogas como la principal actividad a combatir. "Este es un problema en todo el mundo, es un desafío que tenemos que enfrentar en forma conjunta, vamos a elaborar con las FFAA y ambos ministerios, acciones y medidas que puedan configurar esa cooperación", recalcó.

Aseguró que el tráfico de drogas "es la principal prioridad, y otros tráficos se alimentan de él, como el tráfico de armas y tráfico de todo tipo. Toda actividad ilegal tiene como fuente los recursos del tráfico de drogas, y por ello hay que combatir la matriz de esos crímenes", señaló el funcionario brasileño.

Rebelo precisó que no solo en la Triple Frontera se centrarían estas tareas conjuntas, sino a lo largo de la frontera común entre Brasil y Paraguay, donde predominan todo tipo de actividades ilícitas desde drogas hasta el tráfico de armas, así como operaciones de organizaciones como el Primer Comando Capital (PCC) o elementos vinculados al terrorismo.

Derribo de aviones Recordó que en el marco de esta lucha, el Brasil tiene vigente, al igual que la Argentina, una ley para derribar aviones no identificados, que presumiblemente realizarían vuelos en los que se transporta todo tipo de mercaderías. "Brasil tiene un ley de abate (sic), que nos obliga a derribar aviones no identificados y que vuelan clandestinamente en territorio brasileño, en espacio aéreo de Brasil", dijo Rebelo, quien precisó que también se recurre a la colaboración de la Fuerza Aérea Paraguaya (FAP) para estas labores.

Minimizaron incidente En cuanto al incidente ocurrido el año pasado en la zona de Salto del Guairá, en aguas territoriales paraguayas, donde se produjo un intercambio de disparos entre elementos de la Marina de ambos países, los ministros minimizaron el asunto.

Rebelo consideró que es una situación "natural" que pueden surgir "ocasionalmente y de manera indeseada", mientras que el secretario de Estado paraguayo destacó el "canal directo" abierto por las autoridades brasileñas de "atender el teléfono" cuando surjan estos casos. No hubo ningún pedido de disculpas por aquel incidente.

Super Tucano. El ministro brasileño se refirió de nuevo la posibilidad de la venta de aviones Super Tucano para la FAP, una posibilidad que siempre está abierta, sostuvo Rebelo. "Es evidente que el Brasil tiene interés en que su avión sea usado o adquirido en todo el mundo, inclusive en Paraguay", admitió el funcionario del vecino país.

Para repasar estos puntos analizados en la fecha, otra nueva reunión se realizará el próximo 4 de abril en Asunción (2 + 2), entre los ministros de Relaciones Exteriores y de Defensa de Brasil y Paraguay.

Dejá tu comentario