Nacionales

Crimen macabro: Marcelo Sosa es liberado y quiere recuperar "su vida normal"

El joven Marcelo Sosa, quien fue imputado por un supuesto vínculo en el quíntuple homicidio de Dalma Rojas y su familia, fue liberado al no encontrarse elementos que lo impliquen en el crimen. Su intención ahora es recuperar su vida normal, tras "ser condenado por la sociedad".

Luego de permanecer recluido tres meses en la cárcel de Emboscada, Marcelo Sosa Díaz (22) fue liberado por pedido de la Fiscalía al no encontrarse vínculos con el quíntuple homicidio de Dalma Rojas y su familia, informó a Última Hora su padre, Gabriel Sosa.

El joven está imputado por homicidio doloso en calidad de cómplice en el caso investigado por la fiscala Esmilda Álvarez. Fue detenido el pasado 8 de octubre, día del hallazgo de los cuerpos en la conocida como casa del horror, ubicada sobre las calles Oliva y Montevideo, del microcentro de Asunción.

En contacto con radio Monumental 1080 AM, Marcelo Sosa contó que estuvo recluido por tres días en un calabozo con el principal sospechoso de haber matado a los cinco miembros de la familia, Bruno Marabel. “No dormía por temor”, expresó.

Lea más: "Masacre en la "Casa del horror" habría ocurrido de manera secuencial"

También dio detalles de su paso por el penal y de los malos tratos que recibió por parte de los celadores. “No fue fácil, no le deseo ni a mí peor enemigo. Tuve que soportar maltratos físicos, verbales y psicológicos”, reveló.

Agregó, además, que fue víctima de amenazas por parte de otros reclusos y que pensó en atentar contra su vida estando dentro del centro reclusorio. Sin embargo, con el tiempo, decidió participar de los programas de reinserción para sobrellevar su estadía en el sitio.

Sosa dijo que, tras su detención, perdió su puesto laboral como ayudante de cocina en un restaurante. No obstante, considera que puede recuperar su vida normal, pese a que ya exista una condena ciudadana.

“Ante la sociedad yo soy un asesino. Las personas cambiaron conmigo”, aseveró.

Marcelo Sosa es hermano menor de Araceli Sosa, también imputada por el caso y recluida en el Buen Pastor. No obstante, la joven también sería liberada por no hallarse nada que la conecte con el suceso.

La fiscala Álvarez había mencionado que podría ser condenada por hechos menores en un procedimiento abreviado, para luego actuar como testigo contra Bruno Marabel.

Araceli Sosa fue imputada por homicidio doloso en grado de complicidad, pero esta calificación sería reducida a imputaciones menores, que podrían ser omisión de dar aviso de hecho punible, obstrucción a la investigación o reducción, atendiendo a que tenía en su poder el teléfono de Dalma Rojas, que le fue entregado por Bruno Marabel, también una cartera y una heladera de las víctimas, que posteriormente vendió.

La mujer estaría dispuesta a admitir estos hechos y de este modo ser condenada en un procedimiento abreviado, indicó la agente del Ministerio Público. Una vez concretada la sentencia, pasaría a ser testigo en el proceso contra Bruno Marabel.

El caso

Bruno Marabel está imputado por el feminicidio de Dalma Rojas, junto con el homicidio de sus padres, Elva Rodas y Julio Rojas, y de sus dos hijos menores.

Los cuerpos de las cinco personas fueron encontrados el lunes 8 de octubre pasado en una vivienda ubicada en las calles Oliva y Montevideo, Asunción. Según el informe forense, las víctimas perdieron la vida tras recibir múltiples puñaladas.

Nota relacionada: Bruno Marabel y familia de Dalma estuvieron en la casa hasta el 28 de setiembre

La investigación de la Fiscalía señala que ambas mujeres y los dos niños habrían sido asesinados entre la noche del 28 de septiembre y madrugada del 29 de septiembre; mientras que el hombre habría muerto cuatro días después.

Las otras personas que fueron detenidas por el caso son Alba Armoa, María Araceli Sosa y Marcelo Sosa, quienes fueron imputados por homicidio doloso en calidad de cómplices.

Dejá tu comentario