Economía

Créditos de las cooperativas crecieron 10,4% en el 2018

 

El financiamiento a actividades productivas y de consumo demandó a las cooperativas de ahorro y crédito un total de G. 12,1 billones en el 2018, según las últimas estadísticas del Instituto Nacional de Cooperativismo (Incoop).

Hernán Jiménez, presidente de la entidad, considera que estos números demuestran una recuperación del dinamismo en este sector, pues el año pasado se registró un aumento de 10,4% en los préstamos concedidos, mientras que en el 2017 se expandieron en 4,8%.

La morosidad también demostró un comportamiento más favorable, pues cerró en 6,7%, por debajo del 7,1% en que se ubicó un año atrás, pero por encima del 2,38% reportado por el sistema bancario. Los activos de las cooperativas, por su parte, cerraron en G. 16,2 billones y aumentaron 8%; este índice, a diferencia de los créditos, es inferior al crecimiento de 11,3% registrado en el 2017.

Los ahorros también desaceleraron su ritmo de expansión en el 2018, en comparación con el 2017, pues la variación bajó de 11,7% a 8,2% y las captaciones sumaron G. 11,2 billones. El informe del Incoop destaca que los depósitos a plazos mayores a un año presentaron el mayor incremento (14,1%), seguido por los depósitos a la vista (13,9%), mientras que los depósitos hasta un año de plazo sufrieron una contracción del -0,7%

En cuanto a los resultados del ejercicio, se observa que las 44 cooperativas de ahorro y crédito tipo A del país cerraron el 2018 con excedentes por valor G. 365.502 millones, con un incremento de 16,6% desde el 2017. El índice de liquidez, finalmente, se ubicó en 25,2%, menor en 2,9 puntos porcentuales comparado con el cierre del año anterior.

Desafíos. De cara al 2019 y con implementación absoluta para el 2020, la regulación del sistema solidario se enfocará en seguir implementando la supervisión basada en riesgos, sostiene Jiménez. También se prevén las elecciones de dirigentes cooperativos.

“El análisis que vamos a dar es del riesgo total que puedan tener las entidades, va a ser un trabajo más desde la casa, donde si vemos una falla en una cooperativa, le remitimos un correo o un pedido de envío de documentaciones y, si lo hacen, vamos a fiscalizar a la cooperativa. Vamos a tratar de abarcar más cooperativas, supervisando desde el Incoop”, explicó.

Dejá tu comentario