Especiales

Costanera de Asunción: Un punto turístico tomado por los ciudadanos

La Costanera de Asunción se volvió uno de los sitios más concurridos en esta temporada, por las diversas actividades que propone. Qué podés hacer en este espacio y qué no, te contamos en este material.

Daisy Cardozo RománPor Daisy Cardozo Román

Con el paso del tiempo, la ciudadanía fue convirtiendo a la Costanera de Asunción en un espacio de esparcimiento, debido a que no había nada similar en la capital del país. Hoy en día, concurren de lunes a viernes al menos 5.000 personas y los fines de semana la afluencia asciende a 10.000.

En el marco del Operativo Verano organizado por la Comuna capitalina, el domingo pasado se registró el flujo de más de 20.000 visitantes durante todo el día, cuenta impresionado Alberto Vera, que hace 10 años se desempeña en las áreas de cultura y turismo en la Municipalidad de Asunción.

Desde el Centro Municipal de Información Turística mencionaron a Última Hora cada una de las actividades recreativas que pueden hacer las personas y lo que no, en la primera Costanera de 3,8 kilómetros de tramo.

Actividades Costanera de Asunción 2.jpg

Transporte turístico terrestre

Marcos Irala está enseñando a su hija de unos nueve años a pedalear uno de los kartings que son para dos personas en la parte baja de la Costanera, cerca de la playa, en la zona donde están apostados varios puestos de venta y alquiler. A su lado la niña espera un poco más para seguir avanzando con el paseo; él relata que vino a pasar el fin de semana con su familia.

Viene de la ciudad de Mariscal Estigarribia, Chaco, situada a más de 500 kilómetros de la capital. En casi cuatro años de la inauguración de la Costanera de Asunción, dice que es la primera vez que visita el sitio.

Este lugar fue inaugurado oficialmente con la venida del papa Francisco a Paraguay, el 12 de julio de 2015. Eegún Vera, en su momento, las autoridades se vieron obligadas a habilitar el espacio debido a que no contaban con otro de grandes dimensiones para recibir a una masiva cantidad de personas en la capital del país.

Actividades Costanera de Asunción 3.jpg

En su primera impresión, a Irala le parece que hace falta mantener limpio el espacio. Observa que la alta concurrencia de gente deja basura por doquier.

Además de su karting –que es de a dos– hay también para una persona y hasta para cuatro, en los que se pueden hacer paseos de media hora abonando un importe de G. 15.000 cada uno. Se puede también alquilar bicicletas con el mismo tiempo de uso a G. 10.000.

Hace un mes se sumó la habilitación de las bicicletas públicas para la ciudadanía, cuyo uso se puede hacer a través de una aplicación denominada Asu Viva Bikes. Los usuarios interesados, antes, deben registrarse desde sus móviles para poder hacer uso de los biciclos.

Actividades Costanera de Asunción 6.jpg

La Bahía y el turismo fluvial

La Costanera está en la orilla de la Bahía de Asunción, donde es posible hacer turismo fluvial. Uno de sus principales atractivos es el catamarán Aguas de Asunción que desde hace dos años ofrece paseos hasta las aguas del río Paraguay, los sábados, domingos y feriados, con apoyo del Municipio capitalino. También agendan paseos guiados para grupos en el (0983) 552-520.

Otras opciones que se pueden encontrar en la playa son los botes a pedal, las lanchas y los kayaks.

Don Pelagio Báez es uno de los pioneros en el negocio, prácticamente, desde que se habilitó la Costanera de Asunción. Vestido con una onda playera: camisa blanca, bermuda y los pies descalzos, es como atiende a los interesados para dar un paseo en lancha. Es un señor de porte robusto, alto y con pelo canoso, pese a los años de estar en el oficio, y tiene las mejillas tostadas por el sol.

Actividades Costanera de Asunción 5.jpg

Como se muestra tímido para hablar, se excusa con que tiene que seguir trabajando. Agarra unos chalecos salvavidas y encarga a su hijo Alfredo que brinde más detalles sobre lo que hacen. “Acá nosotros éramos todos pescadores. Se habilitó la Costanera y empezamos a hacer los paseos”, agrega. Formaron después una Asociación de lancheros denominada Bahía Tour Paraguay.

Hoy en día ofrecen paseos cortos de cinco a siete minutos hasta el club Mbiguá, a G. 10.000 por persona, y los que son largos van hasta el río Paraguay por G. 30.000 cada pasajero en un tiempo más prolongado.

En los botes a pedal y el kayak los visitantes pueden hacer turismo por media hora en las aguas de la bahía, con un costo de G. 15.000 por persona.

Actividades Costanera de Asunción 4.jpg

Para surcar los cielos

Uno también puede hacer volar pandorgas y cometas en la Costanera de Asunción, en donde hay comerciantes que las venden. Hablando de los cielos, algo que siempre llama la atención y pinta como postal el paisaje de la costa asuncena es el sobrevuelo de algún parapente con motor.

Lo primero es libre de hacerlo cualquier persona. Lo segundo no, porque son prácticas realizadas únicamente por los aficionados y deportistas. Uno de ellos es Álvaro Alfonso, de Paramotor Paraguay, a quien cada tanto se lo ve surcar el cielo, sobre las aguas de la bahía. Indica que no se vuela con pasajeros en la zona por una cuestión de seguridad, por eso no venden sus servicios ahí. Sin embargo, se puede contactar con ellos al (0981) 702-000.

Pero volviendo a lo primero, pese a ser verano, hay un viento fresco soplando en la Costanera, así que también hay más de un par de cometas sobrevolando la playa. De hecho, hay muchos niños jugando lejos del alcance de la tecnología.

Actividades Costanera de Asunción 7.jpg

Alberto Shioi, concentrado, hace volar su cometa. Uno triangular con franjas coloridas. El suyo es más pequeño que otro que está al lado, el cual tiene forma de halcón. Este es de su pequeña sobrina, cuya estatura no llega siquiera a los hombros de su tío. Ella mantiene la mirada hacia arriba y, con una sonrisa orgullosa, equilibra el vuelo de su cometa estirando el hilo a ratos.

Shioi comenta, entre risas, que no sabe cómo aprendió a manejarlo tan bien.

Uno de estos cometas se puede obtener desde G. 15.000 en el puesto de Rodolfo Pedrozo, quien también vende otros tipos de juguetes para niños. Así como don Pelagio Báez, él también es uno de los primeros negociantes que están desde la habilitación de la Costanera. No vende aquellas pandorgas de formas más redondas que están hechas con tacuaras, explica.

Pedrozo no es el único que pone cometas a la venta, agrega que hay muchos otros vendedores más hoy en día. En tanto va ordenando en el suelo unos espadines luminosos, equipos de baldecitos para la arena y burbujeros, cuenta que pone su puesto solo los fines de semana y feriados.

Actividades Costanera de Asunción 8.jpg

Consultado sobre la presencia de extranjeros, cita que van muchos argentinos y brasileños y que, particularmente, sus cometas llaman mucho la atención a los turistas norteamericanos. “Compran para llevar. Me dicen nombres extraños de lugares y eso, pero de que se van a Estados Unidos, se van”, expresa sonrojado.

¿Qué no está permitido en la Costanera?

Desde el Centro Municipal de Información del Turista, cuyo edificio está ubicado en la Costanera de Asunción, Alberto Vera también habla de lo que no está permitido. “Desde que se inauguró este lugar, la venta y el consumo de alcohol está totalmente prohibido”, afirma tajante.

Precisamente esto es uno de los valores que rescata Teresa, quien fue para jugar handball beach en la playa, pero acabó uniéndose a su hija Sara y a sus amigos en una peña sobre la arena, bajo el sol que estaba a punto de ponerse. “Da gusto mirar que la gente toma solamente agua o tereré, es mucho más tranquilo así”, resalta.

Actividades Costanera de Asunción 9.jpg

Sin percatarse, fueron a colocarse muy cerca del cartel de prohibición de ingreso a la bahía que señala: “Aguas no aptas”. Mientras este grupo aprovecha el espacio culturalmente para cantar y componer músicas, en simultáneo, cientos de niños y adultos aprovechan la falta de control para meterse a las aguas contaminadas.

Con la excusa de “refrescarse” ante el sofocante calor, algunos meten los pies y otros se echan por completo a darse un baño. En un momento dado, la playa de la Costanera se transformó en una especie de balneario.

En 2013 se detectó un alto nivel de coliformes fecales, por lo que, ante la contaminación cloacal, tanto el Ministerio de Salud Pública como el del Ambiente y Desarrollo Sostenible, recomendaron evitar el uso recreativo de las aguas. Esta situación se mantiene hasta ahora.

Información para el turista

El Centro Municipal de Información del Turista registró oficialmente el año pasado la visita de aproximadamente 200 personas por mes, enfatiza Vera. Es decir, ese número de visitantes fueron los que pasaron a pedir información en la oficina que está en la Costanera, lo cual se traduce a casi 2.500 en total.

Actividades Costanera de Asunción 10.jpg

Sobre la presencia extranjera a la que se refirió Pedrozo, el funcionario de la Municipalidad confirma que, efectivamente, hay mayor visita de argentinos.

En el centro informativo, la ciudadanía y los turistas pueden conocer de Asunción y otras ciudades del país, saber qué lugares visitar, dónde hospedarse y comer. Cuentan con guías proveídas por la Secretaría Nacional de Turismo (Senatur) y otras organizaciones privadas.

Las mascotas también van

Sin duda alguna, la Costanera es es un lugar amigo de los perros. Al respecto, Alberto Vera supone que, como Asunción ya no cuenta con lugares de esparcimiento seguros, entonces la gente acude con sus mascotas a pasear a un sitio mejor custodiado.

De hecho, hay comederos y bebederos para ellos a lo largo del tramo, que son recargados de alimentos tres veces al día.

Actividades Costanera de Asunción 11.jpg

Fuerte seguridad en el entorno

La Costanera está resguardada por un fuerte dispositivo de seguridad. A cada 50 metros, por los menos, hay efectivos de la Policía Urbana Especializada patrullando en pareja. También cubren los de la Policía Municipal de Tránsito para dirigir el paso de vehículos.

Los efectivos militares de la Fuerza Armada también custodian el lugar, y una de sus misiones, justamente, es custodiar lo que respecta a la bahía de Asunción. Ellos tienen responsabilidad sobre los 30 metros de orilla hasta todas las aguas, sostiene Vera.

Y como el Palacio de Gobierno está en uno de los accesos de la Costanera, también hay oficiales del Comando de las Fuerzas Militares que escoltan alrededor. Por cierto, el Palacio es uno de los principales atractivos del lugar, sobre todo de noche cuando está iluminado. En la parte trasera, que da con el tramo, tiene la gigante inscripción “Asunción”, donde usualmente las personas van a tomarse fotos.

Las fuerzas de seguridad en la Costanera se mantienen hasta las 22.00.

Actividades Costanera de Asunción 12.jpg

Operativo Verano

El Operativo Verano del Municipio capitalino, que arrancó el pasado 17 enero y va hasta el 17 del próximo mes, ofrecerá diversas actividades recreativas como deportes, festivales artísticos y entretenimientos al aire libre para todas las edades, de jueves a domingo. Incluso, dentro de este marco, se habilitó un food park desde la semana pasada.

En agosto de cada año es cuando más predominan los eventos organizados por la Municipalidad de Asunción, por la fecha de fundación de la ciudad.

Leer más: Invitan a pasar un fin de semana con cine y música en la Costanera

Las áreas verdes, los equipamientos de la avenida y la construcción del barrio General Santos, que está en el tramo de la Costanera, todo esto estuvo incluids en el Plan de Desarrollo Costero de Asunción que comenzaron a construirse en 2010, pero el proyecto en sí data desde la administración del ex intendente Carlos Filizzola (1991-1994).

Para Pedrozo, el vendedor de cometas, esta no es la mejor temporada porque bajan sus ventas, pero para don Báez, que se dedica al alquiler de lanchas, el verano es la mejor época. Así es como la ciudadanía misma se apropió de la Costanera y la convirtió en un atractivo turístico de Asunción.

Dejá tu comentario