Sucesos

Corte anula absolución de ex juez y ratifica pena por cobro indebido

La Sala Penal de la Corte, con voto dividido, anuló la absolución del ex juez Juan Carlos Pane Chelli y, por decisión directa, ratificó la condena en su contra que fue dictada en juicio oral por cobro indebido de honorarios.

La pena de 1 año de cárcel, pero con suspensión de la ejecución de la condena para el ex juez Juan Carlos Pane Chelli, fue ratificada por la Sala Penal de la Corte.

Los ministros Manuel Ramírez Candia, Miryam Peña y Luis María Benítez Riera admitieron el recurso extraordinario de casación y anularon el fallo del Tribunal de Apelación de Central, que absolvió al acusado.

Con ello, por decisión directa, confirmaron la sentencia dictada en el juicio oral el 27 de abril del 2016, que condenó al magistrado por cobro indebido de honorarios, en grado de tentativa.

Pane Chelli, quien se desempeñaba como juez Penal de Garantías de San Lorenzo, es el primer magistrado condenado por este hecho punible.

En el caso, en marzo del 2013 se realizó una cámara oculta donde se ve al ex magistrado pedir 2 millones de guaraníes para constituirse en un inmueble donde un procesado iba a cumplir arresto domiciliario.

Si bien la constitución judicial tiene una cobertura de gastos establecida por la Corte, no corresponde el cobro cuando el procesado tiene defensa pública como era el caso.

DISIDENCIA. En la causa, los ministros Ramírez Candia y Peña votaron por anular el fallo del tribunal de Apelación de Central, del 3 de agosto del 2017.

Los camaristas Sonia De León y Santiago Brizuela Servín revocaron la condena y absolvieron al acusado. Lourdes Cardozo votó en disidencia. La casación contra el fallo fue planteada por el ex fiscal Martín Cabrera.

Según el ministro, los camaristas realizaron una valoración de las pruebas producidas en el juicio oral. Cita el análisis de la declaración de dos testigos, que señalan que fueron contradictorias.

También hacen un análisis del video donde filmaron al juez en un operativo encubierto. Fue coprocesado en la causa el actuario Pedro Meza.

Con ello, señala que los camaristas, sin haber estado en el juicio, valoraron las pruebas, lo que estaba prohibido y se extralimitaron en su competencia.

Indica que el fallo de Apelación era nulo y que debía ratificarse la sentencia dictada en el juicio oral.

Dejá tu comentario