Nacionales

Coreanos católicos albergan en Caacupé a abuelos abandonados

La Casa de la Misericordia, de la congregación coreana Kkottongnae, en Caacupé, es un sitio en el que personas de la tercera edad, en su mayoría abandonadas por sus familias, son acogidas. Allí, además de techo y comida, encuentran un verdadero hogar.

La Casa de la Misericordia se sitúa a pocos metros del acceso a la ciudad de Caacupé, en un predio del Seminario San José, sobre la ruta 2. Allí, personas de la tercera edad reciben atención integral.

Los miembros de la Congregación de Hermanos de Jesús de Kkottongnae están en Paraguay desde hace dos años y se instalaron en Caacupé por invitación del obispo emérito de la diócesis cordillerana, Claudio Giménez.

Kkottongnae

El hermano Santiago Kim, uno de los cuatro miembros de la congregación que están en el país, comentó a Última Hora que cuidan de 20 ancianos que llegaron desde diferentes puntos del país. Explicó que la obra es sostenida con la solidaridad de las personas.

kkottognae
Los hermanos de la comunidad prestan servicios a los ancianos.
Los hermanos de la comunidad prestan servicios a los ancianos.

En julio pasado se hicieron eco de una noticia que publicaba Última Hora sobre la situación de pobreza extrema y abandono en que vivía una pareja de ancianos en Itapúa y les ofreció un hogar, pero finalmente la Gobernación del séptimo departamento decidió hacerse cargo de sus necesidades.

Lea más: Ofrecen albergue para pareja de abuelos abandonados en Itapúa

Los abuelos y abuelas albergados en la Casa de la Misericordia reciben alimentos, techo y atención médica. La mitad de los huéspedes son personas con discapacidad.

La congregación lanzó la campaña Adoptá a un abuelo, con la que se busca que personas voluntarias los visiten y alegren su día, ya que la mayoría fueron olvidados por sus familiares. Aquellos que deseen colaborar con esta iniciativa pueden comunicarse al (0985) 804-066.

kkottognae
Encuentro entre el padre Oh y el abuelo Choi en Corea.
Encuentro entre el padre Oh y el abuelo Choi en Corea.

Kkottongnae significa "pueblo de las flores", que para la congregación está representado en las personas pobres.

La comunidad religiosa fue fundada en Corea del Sur por el padre Oh, quien fue inspirado por el abuelo Choi, un "santo" mendigo coreano que juntaba alimentos para otras personas necesitadas.

Saranghamnida

Saranghamnida es el saludo que promueven los hermanos. La idea es formar un corazón levantando los brazos y pegando las manos a la cabeza. Es una palabra que en coreano significa “los amamos”.

Kkottongnae empezó a funcionar en 1976 asistiendo a 18 mendigos. Ahora cuida de 5.000 personas abandonadas y está en 14 países en el mundo, hace dos años incluyeron a Paraguay.

Dejá tu comentario