Economía

Contrabando reduce ventas, según el titular de Capasu

Con la devaluación de los países vecinos, el comercio formal se enfrenta a más desventajas para repuntar su actividad. Acuden a ofertas masivas de productos para dinamizar el consumo.

La informalidad y el contrabando están llegando a su máximo apogeo este año, y golpean con fuerza a las ventas de supermercados. Así describe José Sborovsky, presidente de la Cámara Paraguaya de Supermercados (Capasu), a la situación actual del sector y reconoce que la evolución de los próximos meses dependerá de la intensidad en que se combata al comercio ilícito.

Considera que el contexto regional se suma a la menor actividad económica del país entre las causas de la retracción de ventas. “Argentina devaluó muchísimo (su moneda) y se volvió muy competitiva, lo mismo Brasil”, relata.

No obstante, Sborovsky coincide con analistas locales en que aparentemente lo peor ya pasó y destaca que, para dinamizar el consumo, el sector acudió a la promoción de ofertas de productos como nunca antes. Se trata de una campaña que incluye a más de 250 supermercados del país, con una mecánica quincenal de descuentos en componentes de la canasta básica, que a su criterio dio muy buenos resultados.

“Nunca se hicieron tantas ofertas como para posicionar al supermercadismo como la mejor opción de compra. Son ofertas extendidas por 15 días; esta quincena que entra vamos a añadir frescos, pollo, muy conveniente para la ciudadanía”, agrega.

Recuerda que el sector de supermercados experimentó una merma importante de ventas en mayo, junio y julio, mientras que en agosto se sintió una recuperación consistente en una caída menor a la observada en los meses previos. “Esperamos que las cosas mejoren y que en este segundo semestre no caiga tanto como cayó en el primero. Julio fue un mes bastante malo”, exclama.

El presidente de Capasu asegura que desde enero de 2019 registran resultados negativos en todos los meses, hasta agosto. El Banco Central del Paraguay (BCP), por su parte, encontró en marzo al mes más difícil para el sector de supermercados, con un retroceso de 9,8% en las ventas, respecto a marzo del 2018.

Febrero, abril y mayo también reportaron resultados negativos en este segmento, mientras que junio y julio experimentaron índices de crecimiento de 10,4% y 6,5%, respectivamente, según el informe de Estimador de Cifras de Negocios (ECN) elaborado por la banca matriz.

La actividad económica del país tuvo una contracción de 2,3% en los 7 primeros meses del 2019, según BCP. Julio fue el primer mes del año en reportar resultados positivos respecto al mismo mes del 2018, al subir 0,7%. La menor producción de soja y de energía son las principales causas del bajón del mercado.

Dejá tu comentario