Economía

Constructoras logran liquidez mediante acuerdo con banco

 

La Cámara Paraguaya de la Industria de la Construcción (Capaco) logró un acuerdo con el banco GNB, entidad financiera que reconocerá como garantía los certificados de obras y otros documentos otorgados por fiscalizadoras y el Ministerio de Obras Públicas (MOPC) a empresas constructoras, como reconocimiento de deudas, según confirmó el titular del gremio, Daniel Díaz de Vivar.

El ingeniero detalló que el banco GNB mantuvo esta semana una reunión con representantes de la Capaco en el cual se acordó que el instrumento de “descuento de certificado de obras” y otros documentos emitidos por el MOPC sean reconocidos como una garantía para línea de créditos de hasta USD 70 millones, a una tasa de 7% anual, con un plazo de doce meses, y con un promedio de cancelación por parte de la cartera estatal a la entidad financiera de 90 a 120 días.

Esta herramienta, según explicó Díaz de Vivar, permite liquidez al sector de la construcción que debe enfrentar sus numerosas obligaciones y afirmó que los intereses son absorbidos inicialmente por las contratistas del sector privado y luego pueden ser trasladados al Estado.

Por su parte, Carlino Velázquez, viceministro de Finanzas del MOPC, sostuvo que este recurso financiero alternativo y legal puede emplearse cuando el Estado no puede pagar sus compromisos de manera inmediata, por lo que las constructoras pueden acudir al sistema financiero privado para obtener un adelanto de sus pagos.

Comentó que esta situación de impagos del MOPC a las constructoras se debe a que el Ministerio de Hacienda no libera los fondos de modo rápido debido a problemas con la recaudación dados por la crisis sanitaria a causa del Covid, lo cual afecta principalmente a los contratos financiados con fuente local.

Velázquez señaló que el recurso financiero dado por los bancos a las constructoras tiene dos efectos positivos. Por un lado, facilita al Gobierno que otra entidad financiera realice desembolsos o inyecte liquidez a la economía, y por otro lado, permite desarrollar productos financieros considerando la alta oferta de dinero de los bancos y la gran demanda de liquidez en la sociedad.

Velázquez puntualizó que los intereses son asumidos por las firmas, quienes realizan un contrato con el banco. En tanto, aclaró que el contrato del MOPC con las constructoras permite el reclamo de intereses moratorios.


LA CIFRA
7 por ciento es la tasa de interés anual acordada por el banco GNB con las constructoras por los certificados de obras.

Dejá tu comentario