Sucesos

Congresistas de EE. UU. llegan para analizar crimen en la Triple Frontera

Cinco miembros de la Cámara de Representantes del Congreso de los Estados Unidos arribaron ayer a las 17.20 al aeropuerto Guaraní, en Minga Guazú, en un vuelo charter oficial, con la misión de recorrer la zona de la Triple Frontera e interiorizarse de los desafíos del crimen trasnacional.

Por Noelia Duarte Solís

CIUDAD DEL ESTE

La comitiva está presidida por Michael MaCaul, presidente del Subcomité de Supervisión e Investigaciones del Comité de Seguridad Doméstica, de la Cámara de Representantes de EE. UU. Los demás representantes son Henry Cuellar, Jeff Duncan, Robert Turner y Tom Graves.

Aunque la Embajada norteamericana informó de la visita, se anunció que no harán declaraciones, y se evitó todo contacto directo con miembros de la prensa.

Un férreo dispositivo de seguridad solo permitió que se tomen fotografías a mucha distancia, desde la terraza del aeropuerto en el Este.

La gira de los congresistas abarca varios países de América Latina, pero les preocupan especialmente los diversos tópicos del crimen organizado que se atribuyen a la Triple Frontera: presunto financiamiento del terrorismo islámico, tráfico de armas y drogas, lavado de dinero, falsificación y piratería de productos electrónicos, contrabando.

Permanecerán en la región durante dos días y hoy habrá un encuentro con empresarios de la zona. También estarán en la vecina ciudad brasileña de Foz de Yguazú.

EMBAJADOR. El pasado 24 de julio, el embajador de los Estados Unidos en Paraguay, James H. Thessin, visitó Ciudad del Este y mantuvo una reunión privada con Nelson Aguinagalde, gobernador del Alto Paraná, a quien pidió datos sobre cuestiones relacionadas a la comunidad árabe, el narcotráfico y el desarrollo del comercio.

Aguinagalde dijo que, con relación a la comunidad árabe, reclamó sobre los constantes y permanentes informes negativos del Departamento de Estado de los Estados Unidos que hablan de la supuesta presencia en la zona de células terroristas, que nunca fue probada.

"Le reclamé el daño que han causado y que siguen causando a esta frontera los informes relacionados sobre la supuesta presencia de células terroristas dormidas en Ciudad del Este, cosa que nunca se pudo probar. Le dije que acá hay gente que trabaja y si hay delitos, los hay como en cualquier capital del mundo, pero de allí a que esto sea una especie de cuartel de terroristas, nunca", indicó.

Dijo que, en la misma ocasión, el embajador "estuvo interesado en cómo es el día a día de la comunidad árabe; hablamos del desarrollo del comercio y del proceso de formalización que se inició en el 2005 con los rubros de informática, primero, y luego eléctrica".

La Triple Frontera alberga a una comunidad sirio-libanesa de más de 20 mil habitantes, de los cuales unos 5 mil viven y trabajan en Ciudad del Este, el resto en Foz de Yguazú (Brasil).

Dejá tu comentario