Nacionales

Conflicto con argentinos en Yacyretá no se destraba y se prevé nueva reunión

Una nueva reunión para resolver el conflicto suscitado este lunes con técnicos argentinos en la hidroeléctrica Yacyretá, ante la negativa de permitir a los paraguayos realizar la adaptación de las conexiones para hacer efectivo el uso de la línea de 500 kV, está prevista para este miércoles.

El director general paraguayo de Yacyretá, Nicanor Duarte Frutos, acompañado de técnicos y del asesor jurídico Juan Carlos Duarte, mantuvo este lunes una reunión con el director general argentino Martín Goerling, además de técnicos del vecino país, con el fin de destrabar el conflicto generado en horas de la mañana, cuando los trabajos previstos para la adecuación de la línea de 500 kV para Paraguay fueron impedidos.

Lea más: Impiden a Paraguay hacer trabajos en Yacyretá para línea de 500 kV

No obstante, no se logró destrabar el conflicto y se convocó a una nueva reunión para este miércoles, en la que estará presente todo el Comité Ejecutivo, compuesto por ambos directores de Yacyretá, además de los secretarios.

No obstante, desde la Dirección de Comunicaciones de la binacional anuncian que este martes ya se podría firmar un acuerdo que permitiría la realización de los trabajos en horas de la noche.

Los trabajos de adecuación de la línea de 500 kV, cuyo trazado va desde Yacyretá hasta Villa Hayes, están a cargo de la firma Mitsubishi Corporation, de Japón. Sin embargo, el jefe del Departamento Técnico argentino, Luis Marcelo Cardinali, impidió la maniobra, atendiendo a que supuestamente podía representar que las líneas argentinas salgan de servicio.

El director técnico del lado paraguayo de Yacyretá, Leopoldo Melo, manifestó que no hay sustento técnico sobre la posibilidad de que las líneas argentinas queden fuera de servicio.

Entérese más: Conflicto con argentinos en Yacyretá podría ir a instancias diplomáticas

Por su parte, el director paraguayo, Duarte Frutos, manifestó que la búsqueda de una solución consensuada no significará el renunciamiento al derecho que tienen los paraguayos de continuar con los trabajos de adecuación de la línea de 500 kV, en el marco de las intenciones de Paraguay de poder retirar el 50% de la energía que le corresponde.

“Vamos a conversar, y resolver; caso contrario, vamos a activar los mecanismos diplomáticos, porque nuestra posición es clara, es intransigente. Sabemos de la autenticidad de nuestros derechos”, remarcó.

Embed

Asimismo, dijo que los trabajos de adecuación de la línea representan un costo de USD 10 millones para el lado paraguayo.

“Vinieron los técnicos, ya tenemos las barras de conexión. Confiamos en la solidaridad y en la sabiduría de los argentinos. Vamos a esperar la solución que corresponda, sin que esa solución implique postergar los trabajos por más tiempo”, aseveró el director.

El medio argentino Infobae explicó que los directores hicieron una tregua y acordaron esperar los informes técnicos que garanticen que los trabajos que Paraguay quiere realizar en la línea no afectarán la distribución de energía en Argentina. El informe sería realizado por una empresa tercerizada.

Dejá tu comentario