Nacionales

Confirman que adolescente de 15 años torturada está fuera de peligro

Médicos del Hospital del Trauma confirmaron este lunes que la menor de 15 años, que fue presumiblemente obligada a ingerir soda cáustica por su patrona, en Pedro Juan Caballero, está fuera de peligro. También ratificaron que la joven tenía el cabello y las cejas rapados.

Luis Báez, director médico del nosocomio capitalino, comentó en conferencia de prensa que, pese a las lesiones inflamatorias que perjudican a la menor, ya está fuera de peligro. Lamentó que la misma no cuente siquiera con familiares en este proceso de recuperación.

Manifestó además que mayores detalles de la evolución de la víctima tendrán en al menos una semana más. Añadió que, pese al cuadro grave con el que llegó la adolescente, ahora su estado de salud es mejor, pero aún corre ciertos riesgos.

La menor de 15 años muestra lesiones inflamatorias a nivel de esófago y estómago que pueden haberse registrado por quemaduras tras ingerir el líquido tóxico, confirmó el médico en cuestión. Sostuvo que tales lesiones pueden volver a abrirse.

Le puede interesar Menor golpeada: Circuito cerrado puede cambiar la historia

"Va a estar en ayuno por unos días. Vamos a ver cómo alimentarle. Ahora está con suero y, aunque su evolución está en el camino correcto, el cuadro pueden complicarse. Es una situación muy difícil la que está viviendo y más aún porque no tiene familiares cerca", comentó además.

Sentenció igualmente que bajo una inspección ocular le llama la atención que está rapada la ceja y parte del pelo. Los médicos forenses ya tomaron pruebas para comprobar si la menor era o no abusada en la casa donde se desempeñaba como empleada doméstica.

La única que le acompaña en el hospital es una hermana suya de 17 años, quien también recibió asistencia, debido a que es menor de edad.

EL HECHO. La adolescente llegó el viernes con varias lesiones, ensangrentada y con cortes de cabello y cejas al Hospital Regional de Pedro Juan Caballero. Según comentó una mujer que acompañó a la niña al nosocomio para que sea asistida de urgencia, su patrona la agredió y la obligó a tomar un líquido tóxico porque la descubrió teniendo relaciones con su marido.

Según el relato de la vecina, la propietaria de la vivienda en donde la joven de 15 años trabajaba la agredió de manera brutal, le cortó el cabello, las cejas y la obligó a beber soda cáustica por haber descubierto que mantenía relaciones sexuales con su esposo.

El Ministerio Público tomó cartas en el asunto y allanó la vivienda donde la adolescente trabajaba. En el lugar encontraron restos de cabellos en una escoba que estaba dentro de la casa y rastros de sangre. El operativo se realizó a las 22.00 del viernes.

Este sábado la joven fue trasladada de Pedro Juan Caballero a Asunción para seguir un tratamiento.

Por este caso, la fiscal Sandra Díaz imputó a Rosa Lorena Delvalle y a Anderson Ríos por lesión grave, tentativa de homicidio y tortura. La pareja está prófuga hasta el momento.

Dejá tu comentario