Nacionales

Condenan a tutor de niño que murió al caer de un caballo

Un tribunal de Villarrica condenó este jueves a dos años de prisión -con suspensión a prueba- a un hombre por trata de personas en la modalidad de explotación laboral, por la muerte del niño jinete que falleció en abril del año pasado al caer de un caballo.

Se trata de César Darío Portillo Colmán, de 30 años, condenado a dos años, con suspensión a prueba, mientras que por el mismo caso Isidro Francisco Jorgge Duré, de 31 (captador), fue absuelto, informó la periodista de Última Hora Marcia Martínez.

Los jueces del Tribunal de Sentencia fueron Juan Gómez, Nancy Roa y Élida Bogado; en representación del Ministerio Público actuaron las fiscalas Claudia Morys y Natalia Acevedo, quienes habían solicitado 12 años de cárcel para Portillo y ocho años de prisión para Jorgge.

Lee más: Inicia juicio oral por muerte de un niño que era explotado

Según la Fiscalía, César Portillo convirtió al niño en jinete con el fin de obtener beneficios económicos en las competencias de caballos.

El juicio oral contra ambas personas inició este martes y culminó este jueves. La víctima fue Antonio Daniel Sánchez, de 12 años, quien falleció en abril al caer de un caballo en Villarrica, Departamento de Guairá.

El caso

La madre del menor había dicho que la pobreza en la que se encuentra la obligó a entregar a su hijo a Portillo, a quien le confió por recomendación de Jorgge, quien era amigo de la familia.

Isidro Jorgge supuestamente propuso llevar al menor de edad para que trabajara como secretario, ya que de esa manera iba a tener la posibilidad de estudiar.

Fue así que el niño dejó su hogar en la ciudad de Yuty, Departamento de Caazapá, al ser enviado al establecimiento rural en Mbocayaty, Guairá, donde debía realizar numerosas tareas dentro de las caballerizas, tales como las limpiezas del lugar y el cuidado de los animales.

Nota relacionada: Niño muere tras caer de un caballo e imputan a su tutor por explotación

Incluso, la víctima participaba de la competencia de caballos y pasaba las noches en el predio, según mencionó la madre, quien agregó que se le pagaba G. 400.000 y no asistía a la escuela.

Es así que el niño, practicando con el caballo, se cayó, sufrió muerte cerebral y luego murió en el Hospital del Trauma de la capital, el 13 de abril del 2018.

Dejá tu comentario