Sucesos

Condena de 28 años por matar y quemar a su propia abuela

 

Pablo Aguayo Franco recibió una condena de 28 años de pena privativa de libertad por haber matado y quemado a su propia abuela.

El ahora condenado, el 14 de agosto de 2016, en una vivienda de Carlos Miguel Giménez c/ Boquerón, del Barrio Pa’i Ñu de Ñemby, cerca del mediodía discutía con su concubina Miriam Franco. La abuela de Pablo, Emilia Filippi Vda. de Franco (85), intervino en la discusión, reclamó a su nieto varias cosas, y lo amenazó con denunciarlo ante la Policía.

Ello desató la ira del encausado, que tomó a su abuela del cuello, le tapó la boca con un trapo y la ahorcó hasta que la misma cayó desvanecida al piso. Como seguía con vida, tomó un mazo de madera y le ocasionó varios golpes en la cabeza hasta quitarle la vida. Luego envolvió el cuerpo con una cortina y una frazada y alrededor de las 21.30 llevó el cuerpo hasta una construcción abandonada, juntó restos de basura, ramas secas y alcohol para quemarla.

El Tribunal conformado por Leticia Frachi Vargas, Liliana Ruiz Díaz y Javier Sapena valoró los elementos ofrecidos por el fiscal Osmar Segovia y consideró justa la pena de 28 años de cárcel.

Dejá tu comentario