Política

Concluyó misión de OEA e Insulza ve disposición para mirar hacia adelante

El secretario general de la Organización, que presidió una comitiva que vino a constatar la situación del
Paraguay, dijo que es necesario un diálogo y entendimiento. Anunció un informe final para el lunes.

Por Susana Oviedo

soviedo@uhora.com.py

Tras desarrollar dos días de entrevistas con distintos sectores del país, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) se despidió con la impresión de que "aquí hay mucha disposición a mirar hacia el futuro; de seguir construyendo este país. Para eso es necesario un diálogo y entendimiento, y esperamos poder contribuir a eso", remarcó.

Estas fueron sus expresiones tras las agotadoras conversaciones que él y otros embajadores y asesores de la OEA concluyeron ayer, a las 16.00, y que comenzaron el lunes con el canciller nacional, José Félix Fernández, los responsables de todos los poderes del Estado, los partidos políticos, algunas organizaciones sociales, periodistas y la jerarquía católica, además del destituido expresidente Fernando Lugo y sus colaboradores.

Todo, con el afán de formarse una opinión exacta de cómo sucedieron los hechos que condujeron al juicio político que removió a Lugo y posibilitó la asunción de un nuevo gobierno, presidido por el liberal Federico Franco.

"Ha habido la mayor apertura de todo el mundo, de todos lados, para darnos toda la información del caso", valoró Insulza, quien prometió que el próximo lunes que viene la comitiva presentará al Consejo Permanente de la OEA su informe sobre el Paraguay. Se excusó de adelantar cuál será el sentido que tendrá este documento.

La decisión de enviar una misión especial al Paraguay fue adoptada en una sesión extraordinaria del Consejo Permanente, el martes 26 de junio pasado, en Washington, convocada para adoptar medidas sobre el Paraguay, aplicando sanciones de la Carta Democrática Interamericana.

Las conclusiones que presente esta comitiva serán relevantes para adoptar alguna posición sobre lo ocurrido en el país. De lo que resuelva la OEA depende la postura que irán a tomar varios países respecto al reconocimiento del nuevo gobierno.

ENCUENTROS. Sobre la tarea de recabar información proporcionada por los distintos actores políticos, económicos y sociales del país, Insulza admitió que les hubiera gustado escuchar las opiniones de otros grupos, como el de los jóvenes. De hecho, tampoco dialogaron con alguna organización de derechos humanos.

El secretario general dijo al partir que su impresión sobre la vida cotidiana del Paraguay actual es que "estaba todo bastante tranquilo", aunque aclaró que solo tuvo tiempo de verla "por la ventana nomás", por el escaso tiempo y la nutrida agenda que les tocó cumplir.

La comitiva dialogó la víspera con los obispos de la Iglesia Católica, con campesinos, indígenas, exponentes de los principales gremios de la producción (ver infografía), con Carlos y Rafael Filizzola; el nuevo ministro del Interior, Carmelo Caballero, los ministros de la Corte Suprema de Justicia, directores de medios, entre otros, para completar una agenda que el primer día priorizó a protagonistas de la política.

LA ERA POS-LUGO

El secretario general de la Organización, que presidió una comitiva que vino a constatar la situación del Paraguay, dijo que es necesario un diálogo y entendimiento. Anunció un informe final para el lunes.

Dejá tu comentario