Política

Concejales rompieron una pared para evitar ser escrachados en Mallorquín

Los manifestantes se ubicaron frente del Polideportivo, en cuya dependencia funciona la Junta Municipal, para exigir la intervención de la Comuna. Los ediles hicieron un agujero en la pared para huir.

Redacción Regional
ALTO PARANÁ

Concejales municipales del distrito de Juan León Mallorquín tuvieron que romper la pared de la sala de sesiones de la Junta Municipal para salir por otro lado y así evitar ser escrachados por un grupo de ciudadanos, luego de votar por el rechazo del pedido de intervención a la administración municipal del intendente Mario Noguera, solicitado por la bancada colorada. El hecho se registró la tarde noche del pasado lunes.

La sala de sesiones funciona en una dependencia que forma parte del Polideportivo Municipal. “La manifestación se realizaba en la parte del frente, y los colegas para no enfrentar a la comunidad, rompieron la pared y salieron por el interior del polideportivo. Eso fue lo ocurrió”, explicó el concejal colorado Rubén Cabral, uno de los que solicitó la intervención de la gestión del intendente municipal.

Los concejales que pidieron la intervención son Rubén Cabral, Alba Ortiz, Manuel Ortega, Ramón Ovelar y Adrián Cantero, todos del Partido Colorado. Votaron en contra los concejales César López (Frente Guasu), Gustavo Benítez (Patria Querida), Blas Acosta (PLRA), Derlis Alfonzo (Unace), Yoni Cardozo (Unace) y Alfredo Acosta (Unace).

La minuta fue presentada la semana pasada y fue tratada el pasado lunes, con dos dictámenes, uno a favor y otro en contra el pedido. “El dictamen que recomienda el rechazo no se corresponde con la realidad. Nos llama la atención, siendo órganos contralores, la mayoría quiere proteger algo que pedimos que se investigue. Nuestra denuncia de corrupción tenemos documentada y esto no va a terminar acá”, indicó.

Cabral adelantó que presentarán una denuncia ante la fiscalía porque entre las denuncias que buscaban que se investigue con la intervención se encuentra la falsificación de documentos. “Hay apropiación de dinero. El balance que presentaron no es cierto. Se mintió a la Junta Municipal. El contenido del balance es el problema acá. Tenemos todas las documentaciones”, dijo.

Menciona el caso de un préstamo de 1.000 millones que se obtuvo en setiembre del año pasado y que desapareció para el segundo ejercicio fiscal de este año. “Que pasó de ese dinero, no fue utilizado en ninguna parte. Se usó para cubrir un hueco del Fonacide y royalties. Nosotros nos dimos cuenta en el informe del primer cuatrimestre. Allí tenía que aparecer en el saldo de casa el dinero no utilizado del ejercicio anterior que se tiene que reprogramar para que se pueda ejecutar. No se hizo ninguna reprogramación de ese dinero. Esto no termina acá”, subrayó.

Cabral asegura que los 1.000 millones de guaraníes de préstamo no se ejecutaron, “según el balance”. “Él utilizó toda esa plata, pero en los documentos dicen otra cosa”, aseguró Cabral al señalar que el intendente no pudo justificar.

PERSECUCIÓN. Por su parte, el intendente Mario Noguera niega las denuncias y que todo se trata de una persecución política. Dijo que tiene todos los documentos y que han rendido cuenta en todas las instancias, como la Junta Municipal, Contraloría General de la República, Auditoría del Poder Ejecutivo y el Ministerio de Hacienda. “Los documentos cantan. Los 8 puntos que ellos plantean refutamos totalmente”, indicó.

Aseguró que el pedido de intervención es infundado e improcedente. Aseguró que no tiene miedo a la denuncia ante la fiscalía. Con relación al préstamo de 1.000 millones de guaraníes, indicó que es muy grave la denuncia realizada. “Ellos tienen que demostrar eso”, aseguró y negó que haya usado el fondo para cubrir otro rubro. “Tenemos orden de pago y una resolución por cada contrato. Vamos a irnos en contra de ellos porque no van a poder sostener eso. Esta es una comunidad chica, sabemos nuestra realidad, nos conocemos todos”, remarcó.

Dejá tu comentario