Nacionales

Conceden libertad condicional a Rubén Villalba

El juez Claudio Martínez concedió la libertad condicional a Rubén Villalba, quien fue procesado por invasión de inmuebles por el hecho conocido como caso Pindó. El hombre ya cumplió las dos terceras partes de su condena.

Rubén Villalba cumplió las dos terceras partes de su condena del caso Pindó, por lo que el juez Claudio Martínez le concedió la libertad condicional.

El mismo deberá comparecer el 12 de septiembre para la imposición de condiciones y reglas de conducta, que será a las 11.00 en el Juzgado Penal de Ejecución de Canindeyú.

Villalba tiene prohibición de salir del país, portar armas, consumir drogas y bebidas alcohólicas, también deberá seguir un tratamiento psicoterapéutico y presentarse mensualmente a firmar en el Juzgado.

Antecedentes

El campesino estaba privado de su libertad por invasión de inmuebles en el hecho conocido como el caso Pindó, ocurrido en el 2008, en el distrito de Yasy Kañy, Departamento de Canindeyú.

Allí, un grupo de pobladores de la comunidad lindante con este terreno interceptó y retuvo un vehículo de la Fiscalía que acudió a la zona por una denuncia de los propietarios del inmueble.

Lea más: Condenan a 7 años de prisión a Rubén Villalba

Según la denuncia, funcionarios del Ministerio Público y agentes policiales fueron privados de su libertad por los sintierras y llevados hasta un campamento donde fueron retenidos por más de dos horas en contra de su voluntad, para evitar que se realice el desalojo.

Por ese motivo Villalba había sido imputado por coacción, coacción grave y privación de libertad, pero luego fue beneficiado con arresto domiciliario.

El labriego también tenía una condena por la Masacre de Curuguaty, que se registró en el 2012, durante un enfrentamiento entre campesinos y policías en un cuestionado procedimiento de allanamiento en una propiedad en disputa entre el Estado y la familia Riquelme.

En el caso también fueron condenados 11 personas. La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia revocó la condena y los que estaban recluidos en la Penitenciaría de Tacumbú quedaron en libertad, a excepción de Villalba.

Tras el tiroteo murieron 17 personas, 11 campesinos y seis policías. El hecho derivó en la destitución del entonces presidente de la República, Fernando Lugo, por la vía del juicio político, el 22 de junio.

Dejá tu comentario