País

Con murales y vivos colores rescatan barrios populares

 

Para sacudirse de la mala fama, que por lo general se les atribuye, y al mismo tiempo convertirse en atractivo turístico generando ingresos para sus pobladores, barrios populares de la capital que se afianzaron en puntos ribereños visten sus viviendas de vivos colores y murales que encierran la historia y la cultura de cada uno de ellos.

En el proyecto que desarrolla la Dirección del Centro Histórico de Asunción (CHA) de la Comuna asuncena, se anotan Punta Karapã, cuna del creador de la guarania José Asunción Flores, y Pelopincho –ambos de la Chacarita–, y San Jerónimo, donde además se cuenta con el apoyo del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC).

La arquitecta Carla Linares, directora ejecutiva de la citada dependencia municipal, explicó que “se trata de revitalizar los barrios históricos de Asunción. Trabajamos con los mismos vecinos para alcanzar los objetivos trazados”.

Informó que el artista urbano Oz Montanía dirige el proceso artístico y diseña la gama de colores que se utilizan para remozar las residencias, con adhesión de alumnos de la Escuela Taller de la institución municipal, donde además se contempla potenciar el aspecto gastronómico, con platos tradicionales.

Dijo que en el caso de Punta Karapã, el proceso se inició en el 2016, cuando se plasmó la esencia del sector en sus paredes, con murales de La Galopera, India, Rubén Vysokolan, El Gallito Cantor, Pájaro Chovy, el mismo Flores, entre otros. “Un recorrido por sus calles te cuenta la historia de Punta Karapã”, resaltó.

En lo que respecta a Pelopincho comentó que en diálogo con los pobladores se pudo conocer acerca de la preocupación existente por los problemas de adicción y depresión que afectaban a los jóvenes del lugar, con muchos casos con finales trágicos.

“Es así que apoyamos varios eventos en ese barrio, como Pelopincho de flor de coco, con adornos de materiales reciclados, y el de la chipa más larga del mundo. Ahora con la pintura de las casas con vivos colores se apunta a elevar la autoestima de su gente y también convertirlo en barrio turístico”, relató.

Precisamente para paliar la inseguridad que se tiene en varios de estos sitios se proyecta realizar visitas guiadas para turistas en determinados horarios y con acompañamiento de la fuerza del orden, para evitar cualquier tipo de inconvenientes.

TESTIMONIO. Marcelo Puentes, presidente de la Comisión Vecinal Pelopincho, explicó que el proyecto tiene previsto pintar de llamativos colores las 400 casas que conforman este núcleo poblacional. “Tenemos grafitis en las calles, una réplica en miniatura de la Basílica de Caacupé. La idea es crear un circuito turístico de 5.000 metros con feriantes, servicios, historia y arte para que la gente venga a conocer nuestro barrio”, precisó.

Acotó finalmente que “en otras zonas de Asunción no van a encontrar tanto arte y tanto color en las paredes y en las viviendas. Este proyecto es maravilloso porque en cada pasillo en el que se entra a pintar la gente se suma. Esto dinamiza todo y genera solidaridad. Después de esto, la gente tendrá que pensar dos veces antes de hablar mal de Pelopincho”.

Dejá tu comentario