Revista Vida

Con la guardia alta

Practicar alguna disciplina marcial no solo significa aprender técnicas de combate, también es un método que ayuda a forjar la personalidad. Te presentamos a dos de ellos: kick boxing y muay thai, actividades que suelen confundirse pero que son distintas, tanto en sus reglas como en sus orígenes.

Por Carlos Darío Torres

Por: Carlos Darío Torres | ctorres@uhora.com.py

Fotos: Javier Valdez

Producción: An Morínigo.

La ropa de entrenamiento y los guantes son los mismos y quienes asisten por primera vez a una muestra de ambas disciplinas, son incapaces de distinguir cuál es el muay thai y cuál el kick boxing. Cómo se paran los contendientes y se ponen en guardia tampoco ayuda; para los ojos del inexperto, se ven iguales. Hace falta alguien que lo explique.

Eduardo Gaona es director y profesor de Gaona Team Kick Boxing, una academia en donde se practica esta disciplina a la par que el muay thai. Además, posee una vasta experiencia y formación en diversas modalidades deportivas de combate. “La primera diferencia es que el kick boxing está considerado un deporte, mientras que el muay thai —además de deporte— es un arte marcial”, aclara.

¿Qué es lo que los distingue? Empecemos por el muay thai. Se lo clasifica como arte marcial, porque su origen es la preparación del individuo en técnicas para la guerra. El muay thai es el deporte oficial y tradicional de Tailandia, país donde se originó en la antigüedad. Por eso es también conocido como boxeo tailandés.

En su lugar de nacimiento, este arte marcial está muy ligado a las creencias religiosas y espirituales. Es un deporte tradicional como en Paraguay lo es el fútbol. Los chicos lo practican desde los cinco años y se ha convertido en una forma de vida para los tailandeses.

RECTORES. El muay thai está regulado en el mundo por la Federación Internacional de Muay Thai y Disciplinas Asociadas.En Paraguay, la entidad rectora es la Federación Paraguaya de Muay Thai, Kick Boxing y MMA.

Los amantes del cine de acción, en donde hay escenas de combates entre artemarcialistas, están familiarizados sobre todo con las películas protagonizadas por el actor y luchador belga Jean-Claude Van Damme, en las que se puede apreciar que los contendientes usan las manos desnudas o cubiertas con una venda o una cuerda enrollada alrededor de las mismas.

Esa imagen ya no es habitual en el muay thai de la actualidad, ya que con el tiempo se buscó hacerlo más deportivo y se empezó a introducir protecciones, como los guantes de boxeo, los protectores bucales, la indumentaria y los shorts, buscando una ropa más cómoda para el luchador, para que pudiera desarrollar mejor sus movimientos.

Desde Occidente se introdujo la división de los combates en rounds, la campana y el árbitro, que antes no existían. Se luchaba en la arena hasta que uno de los contendientes caía rendido; los combates eran “casi a vida o muerte”. Los cambios fueron graduales, progresivos, y ahora existe la intención de convertirlo en deporte olímpico.

Por otra parte, el kick boxing es un deporte que combina las técnicas del boxeo con las patadas y otros golpes de artes marciales tales como el taekwondo, el karate y demás. Se originó en Japón, combinando las técnicas del boxeo con las patadas tradicionales de las artes marciales. Pero esta modalidad no se considera un arte marcial, sino un deporte de combate, como el boxeo.

kick boxing.jpg
Kick Boxing
Kick Boxing

Común y propio

Además de compartir esos golpes de boxeo —combinados con las patadas básicas de otras disciplinas—, el muay thai tiene un repertorio más amplio de técnicas, pues incluye golpes con el codo y con la rodilla, ciertos tipos de agarre —que se denominan clinch— y lances al piso.

Los golpes permitidos en una y otra modalidad también marcan una diferencia. En el muay thai se pelea más erguido que en el kick boxing y la guardia es más alta, para obtener mejores defensas contra los golpes con el codo y con la rodilla. En ambas disciplinas está permitido golpear cualquier parte del cuerpo por encima de las rodillas.

Otra característica de un arte marcial es la disciplina que se inculca, lo que además hace que la modalidad incluya una filosofía para el practicante. “Tratamos de inculcarle respeto al alumno, antes que nada”, señala Gaona.En cuanto a los vínculos del muay thai con la religión, en Occidente es algo que no se tiene mucho en cuenta, “porque nos manejamos con creencias muy diferentes. Pero aparte de eso, en cuanto a la disciplina, se enseña mucho el respeto al maestro, al área de clase, a los luchadores oponentes, a la academia”.

En ambas modalidades los combates se realizan normalmente en tres rounds de dos por uno. Los profesionales pelean tres rounds de tres por uno, aunque a veces los luchadores pactan hacerlo en cuatro vueltas. Pero oficialmente solo se aceptan tres.

Muay Thai_VIDA.jpg
Muay Thai
Muay Thai

Desde el comienzo

En la academia que dirige Gaona, el que se inscribe practica las dos modalidades. “Intercalamos los días, y después, según su gusto, el alumno va asistiendo a las clases que le interesan más. Es netamente una cuestión de gustos”, aclara.

Sin embargo, resalta que se enfocan más en el kick boxing, que es lo que la gente acepta más fácilmente, “pero también hay quienes vienen buscando el muay thai. En los torneos hay más luchadores de kick boxing y al público parece que le resulta más fácil esta práctica”.

En cuanto a la indumentaria de los novatos, estos pueden asistir con la ropa que tengan a mano; una remera y un short, por ejemplo. Sí se gasta en vendas, como las que usan los boxeadores, y en un par de guantes de boxeo, para empezar. En estos elementos, el desembolso de dinero estaría alrededor de G. 250.000.

“Después, con el tiempo, uno va completando los elementos, protectores de pierna y bucales, cuando va entrando en el momento de hacer combates. En las dos disciplinas se utilizan los mismos equipamientos”, recalca el director. Los guantes usados en las prácticas son los de 12 onzas, pero también en los combates se suele recurrir a los de 14 y 16 onzas.

Gaona agrega que, como en cualquier actividad física, lo recomendable es que el interesado haya tenido una inspección médica previa, un requisito de cumplimiento indispensable sobre todo en estos deportes, que tienen la característica de ser intensos.

La edad mínima ideal y recomendada para comenzar la práctica de muay thai y de kick boxing es cinco años, como ocurre en Tailandia, pero cada academia tiene sus propias exigencias en ese terreno. “Nosotros damos clases para chicos de 13 años para arriba”, dice Gaona. Ambas modalidades pueden ser practicadas también por mujeres, por lo que no es raro verlas en los gimnasios lanzando golpes y patadas a la par que los hombres.

Muay Thai.jpg
Muay Thai
Muay Thai

Lucha y algo más

Existe el temor de que formar individuos en el arte del combate pueda resultar peligroso, si esa enseñanza no está acompañada de otros valores que hagan hincapié en los beneficios de disminuir la agresividad fuera de los ámbitos de una academia o de un torneo.

“No queremos que las personas vengan solo a hacer ejercicios y a aprender técnicas de lucha, sino que al mismo tiempo incorporen una forma de conducta, disciplina y respeto, porque eso también habla bien de una academia, de un maestro. Si uno enseña solo la técnica de dar golpes y patadas, está entregando armas para que esa sea una persona peligrosa para la sociedad”, advierte el maestro.

Gaona añade que el practicante de artes marciales tiene la posibilidad de descargar su agresividad y energía en ese espacio que constituye su academia, el lugar en donde se puede sacar las ganas acumuladas muchas veces en la calle y en el tráfico, donde es habitual toparse con gente alterada.

“La gente que viene descarga toda esa agresividad y sale más tranquila, como que sabe de lo que es capaz y se mide más a la hora de tener que enfrentarse a alguien, porque es consciente de que puede causar daño. Además, el practicante no necesita probarse saliendo a la calle a buscar pelea”, remarca.

El artemarcialista asegura que en su academia y en otras, los profesores son muy estrictos con respecto a la disciplina y que si se enteran de que un alumno tuvo una pelea en la calle, sin alguna razón justificada o no lo hizo en defensa propia, con seguridad le van a imponer algún castigo.

Otro interrogante para los que desean aprender técnicas de artes marciales es si las lecciones recibidas les servirán en caso de sufrir ataques o asaltos en la calle. Sobre este punto, Gaona asevera que cualquier disciplina en la que uno entrene seria y responsablemente puede ser muy útil para la defensa personal.

“Veo al muay thai muy útil, pero a la vez hay que aclarar que es un arte muy agresivo y dañino. La defensa personal es un tema aparte, porque es difícil manejarla. Está la parte legal y, en vez de solucionar un problema, te puede acarrear otros más complicados”, advierte.

Como cualquier otra modalidad, tanto el muay thai como el kick boxing son formativas en cuanto a disciplina y autocontrol, si bien la intensidad e importancia que se les dé a esas enseñanzas dependerán de cada profesor.

“Él decide qué tanto formar a sus alumnos como personas y atletas. Lo que hacen las artes marciales es enseñarle a uno cómo actuar en cada situación y estar preparado y listo por el ensayo y la práctica”, resalta Gaona. Es hora de luchar.

OTRAS DISCIPLINAS SIMILARES

Full contact: muy popular algunas décadas atrás. Fue uno de los primeros intentos de combinar golpes de manos y patadas de distintas disciplinas. A diferencia del muay thai y del kick boxing, los golpes se pueden propinar solo de la cintura para arriba. Hoy perdió la preferencia de la gente en beneficio de otras modalidades.

Savate: arte marcial de origen francés que permite el uso tanto de las manos como de los pies e incluye elementos del boxeo occidental, técnicas de agarre y técnicas de pierna (solo con los pies).

Capoeira: modalidad de combate creada por los esclavos brasileños, cuya característica principal es la particularidad de sus movimientos. Se pelea usando principalmente las extremidades inferiores.

Artes marciales combinadas (MMA, por sus siglas en inglés): gozan de gran popularidad en la actualidad. Combinan fundamentalmente técnicas de muay thai y de jiu-jitsu brasileño, si bien también se emplean llaves de otras disciplinas, como la lucha grecorromana.

Dejá tu comentario