Interior

Comuna esteña da la espalda y suba del pasaje se mantiene

Wilson Ferreira

CIUDAD DEL ESTE

La intendenta municipal, Sandra McLeod de Zacarías, se desentiende del ilegal aumento de costo del pasaje, de G. 2.500 a 2.900, que por falta de moneda en la práctica se cobran G. 3.000 por parte de los empresarios que explotan el servicio de transporte público urbano en Ciudad del Este.

Pese a que en enero pasado los empresarios del sector oficialmente comunicaron la intención a la Intendencia, alegando el Decreto presidencial 8371, de fecha 10 de enero del 2018, que en realidad solo establece los reajustes de las tarifas para el área metropolitana de Asunción.

El problema se arrastra desde el 15 de enero, sin que ninguna dependencia municipal, como transporte público, Policía Municipal o Defensa del Consumidor, actúen en defensa de los intereses de los usuarios, que observan impotentes cómo sus autoridades les dan la espalda.

“Nos reunimos con representantes del transporte para analizar el tema del pasaje. En una nota que presentaron quieren justificarse con la suba del combustible. Es una cuestión ajena a cualquier disposición municipal. Nosotros no podemos deducir los costos que tengan operativamente estos vehículos (...). Hay una disposición vigente que se debe respetar, no hay modificación y se debe respetar”, dijo el concejal Teodoro Mercado.

Agregó que es el Ejecutivo municipal el que debe impartir la orden para que eso se respete. “Los roles están bien establecidos. La Junta Municipal crea las resoluciones, modifica, amplía, deroga y su cumplimiento debe hacerse a través del Ejecutivo”.

El edil insistió ayer en que se “respete la disposición vigente, y que a partir de allí los empresarios hagan el pedido que consideren”.

Por su parte, la concejala María Portillo igualmente coincidió con su colega Mercado al insistir en que el precio del boleto es de 2.500 y no G. 2.900. “No hay una nueva resolución de la Junta que modifique el costo del boleto, por lo tanto todo sigue igual y eso se debe hacer respetar desde la Intendencia. El respeto a la resolución está en manos del Ejecutivo. Lo máximo que podemos hacer es volver a reiterar que no hay aumento del pasaje y que el precio se mantiene en G. 2.500”.

Dejá tu comentario