Brand Voice

Cómo recuperar la Vitamina D3 perdida durante la pandemia

Una investigación científica reveló datos sobre la relación entre la Vitamina D y la enfermedad Covid-19. Existen diversas formas de aumentar la cantidad de este componente en el organismo.

Brand Voice Por Brand Voice

En la actual pandemia se evidenció una situación desconocida hasta el momento: el preocupante número de personas con muy bajos niveles de vitamina D3. La situación se agravó con las cuarentenas y restricciones, limitando a las personas la exposición a la principal fuente de esta sustancia: el sol.

La Vitamina D3 es sintetizada principalmente a través de la exposición solar. También, al consumir ciertos alimentos, tener actividad física y por suplementación, siendo esta última la alternativa más conveniente para lograr niveles óptimos con mayor rapidez.

foto vitamina d.jpg

Últimamente, la Vitamina D3 cobró gran relevancia en el refuerzo inmunológico ante el Covid-19 y sus complicaciones. Otra función vital de esta es la de absorber calcio y fósforo, fundamentales para contar con huesos y músculos saludables.

Además, tener niveles óptimos de Vitamina D3 proporciona otros numerosos beneficios en la salud: disminuye la fatiga, mejora el estado de ánimo y la fuerza muscular; colabora en el tratamiento de la hipertensión arterial, diabetes y obesidad; ayuda a controlar infecciones y afecciones pulmonares, entre otros aspectos que favorecen un estado de salud ideal.

Por estos motivos, en estos tiempos se debe llevar un estilo de vida saludable que aumente las defensas y nos proteja del coronavirus, además de otras enfermedades. La suplementación con una dosis mensual de 100.000 UI de Vitamina D3 es un complemento fundamental que permite alcanzar y conservar niveles adecuados de ese importante nutriente, para lograr una óptima salud.

Aliado para refuerzo inmunológico

Entre los síntomas que indican la carencia de Vitamina D se encuentran: fatiga, cansancio y debilidad muscular, dolor de huesos, debilitamiento general y nerviosismo. Lo recomendado es consumir dosis de vitamina D3 100.000 UI, que ayuda a reforzar la respuesta inmunológica del cuerpo ante las enfermedades.

vitamina d.jpg

Además, ayuda a mantener los huesos, músculos y nervios saludables, como también a mejorar el estado de ánimo general. También se puede suplementar con una dosis de Vitamina D3 100.000 UI al mes.

En cuanto a las formas naturales de adquirir la vitamina D, se encuentran la exposición al sol y el consumo de alimentos como pescados, queso, hongos, yema de huevos y lácteos.

Dejá tu comentario