Política

Comisión Interamericana de DDHH urge al Estado paraguayo investigar crimen de Vidal Vega

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA urgió este martes al Estado paraguayo a investigar y esclarecer el fallecimiento del campesino Vidal Vega, sindicado como uno de los principales testigos de la masacre de Curuguaty.

Bajo el título de "CIDH condena asesinato de defensor de derechos humanos en Paraguay", la instancia internacional indica que Vega es un líder campesino y presidente de la Comisión de Familiares de víctimas de la masacre de Curuguaty, acribillado el sábado 1 de diciembre por dos personas que llegaron a bordo de una motocicleta a las 04:00 de la madrugada a su domicilio para perpetrar el crimen.

La CIDH también recuerda que es "obligación del Estado investigar de oficio hechos de estas naturalezas, esclarecerlos judicialmente y sancionar a los responsables materiales e intelectuales".

Asimismo, la Comisión insta al Estado paraguayo a adoptar en forma inmediata y urgente todas las medidas necesarias a fin de garantizar el derecho a la vida, la integridad y la seguridad de "las defensoras y defensores de derechos humanos en el país, en especial, quienes trabajan en el movimiento de Campesinos SinTierra y en la Comisión de Familiares de Víctimas de la masacre de Curuguaty".

En el comunicado que se publica en la página oficial de la Organización de Estados Americanos (OEA), la CIDH indica que los actos de violencia y otros ataques contra defensores de derechos humanos, no solo afectan "las garantías propias de todo ser humanos, sino que atentan contra el papel fundamental que juegan en la sociedad y sume en la indefensión a todas aquellas personas para quienes trabajan".

Vega era testigo clave y apoyaba fuertemente las labores de investigación de la defensa de los 12 campesinos en prisión, imputados por el fiscal Jalil Rachid por la supuesta implicancia en la masacre de Curuguaty el pasado 15 de junio donde fallecieron 11 campesinos y 6 policías en un confuso enfrentamiento que sirvió como motivo principal para la destitución del entonces presidente Fernando Lugo, via juicio exprés en el Parlamento.

Además señala que Vidal Vega era el encargado de custodiar los documentos de los trámites realizados por la Comisión de Familiares de Víctimas de la matanza de Curuguaty ante el Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra para la adjudicación de las tierras de "Marina Cue"

La CIDH recuerda asimismo que la labor de defensores y defensoras es esencial para la construcción de una sociedad democrática sólida y duradera, y tienen un papel protagónico en el proceso para el logro pleno del Estado de Derecho y el fortalecimiento de la democracia.

Dejá tu comentario