Política

Colorados son blanco de críticas por censura a Amarilla

 

Los diputados opositores, si bien no lograron revertir la sanción contra Celeste Amarilla, celebran que la Conferencia Episcopal Paraguaya, la Cámara de Senadores y el Colegio de Abogados se hayan pronunciado en contra de la medida dictada por la aplanadora colorada.

“La mayoría colorada de la Cámara de Diputados está siendo descalificada y su decisión carece de legitimidad”, dijo Kattya González y agregó que son unánimes los pronunciamientos a favor de la inmunidad de opinión parlamentaria y la libertad de expresión.

“Los 42 diputados, hijos de Zeus, ganaron una votación, pero nosotros ganamos la democracia. Esta mayoría fanática e irresponsable debe evitar seguir exponiendo a la Cámara Baja de esta manera y revocar la ridícula y anticonstitucional sanción que le impusieron a la colega”, enfatizó la diputada de Encuentro Nacional.

Manifestó que nuestro país recién está construyendo un funcionamiento democrático con avances y retrocesos. “Nuestras instituciones son débiles y están expuestas a la brutal influencia de poderosas élites económicas y del crimen organizado”, aseveró.

De manera vehemente dijo que lo que ha sucedido en el Parlamento es gravísimo. “Que 42 diputados no hayan sabido distinguir una inconducta de la libertad de expresión nos revela el grado de mediocridad deliberada y vocacional que tienen nuestros parlamentarios”, señaló y para finalizar dijo que ellos “han enterrado con convicción y alevosía el Código de Ética del Parlamento. Y encima se burlan. No tienen la más mínima noción de lo que representan. No solo son incorregibles sino que se sienten inimputables”.

Por su parte, el diputado liberal Antonio Buzarquis dijo que es oportuno que también el sector religioso se pronuncie “porque la democracia es transversal a todos los sectores de la sociedad. La censura es un elemento que daña la garantía de libertad expresión, la libertad ideológica y la libertad de culto que están consagradas en la Constitución Nacional”.

Señaló que para algunos “parece algo inocente la suspensión a un parlamentario por un reglamento interno pero este es un principio que puede terminar en una dictadura. Esto es que lo que se lee entre líneas de lo que puede pasar y por eso varios organismos se pronuncian y también lo hizo el Senado”.

“El Estado es un estado social de derecho que tiene el deber de administrar la convivencia de todos los paraguayos”, finalizó.



Los 42 diputados, hijos de Zeus, ganaron una votación, pero nosotros hemos ganado la democracia.
Kattya González,
diputada opositora.

Parece algo inocente la suspensión, pero este es un principio que puede terminar en una dictadura.
Antonio Buzarquis,
diputado liberal.

Dejá tu comentario