Política

Colorados presionan por la banca 18 en el Senado, y los liberales, por la 14

 

En la Cámara Alta, los colorados pelean por obtener la banca 18, mientras que los liberales apuntan a tener 14.

A esto se debe justamente la fuerte pulseada que se mantiene por el lugar de Jorge Oviedo Matto, ya que cada voto es clave en el Senado.

La ANR a toda costa quiere forzar el ingreso del cartista Arnaldo Franco, para así suplir al oviedista, que en este último periodo al menos fue el mejor aliado al Gobierno.

Mientras se mantiene esta indefinición, Oviedo Matto sigue siendo senador hasta que se le acepte la renuncia.

El parlamentario se ausentó en estas últimas dos sesiones. La primera, hace 15 días, cuando se trató la renuncia del legislador cartista Óscar González Daher. Y la semana pasada, cuando parecía inminente que aceptarían la dimisión de Oviedo, finalmente un fuerte operativo colorado lo mantiene en su banca.

Los números. Los que aparentemente tienen más chance son los liberales ya que cuentan con el acompañamiento de la oposición, que considera que el Código Electoral es bastante claro y la banca le corresponde a Abel González.

Este último ya estuvo haciendo un fuerte lobby con sus eventuales futuros colegas.

El PLRA, que ahora tiene 13 senadores aunque divididos en dos bancas, cuenta con el apoyo del PDP (Partido Democrático Progresista), el Frente Guasu y Cruzada Nacional, de Paraguayo Cubas.

Así llegan a 22 de los 23 que precisan para tener cuórum para convocar a sesión extraordinaria y finiquitar el dilema sobre el curul 45.

En la sesión pasada, hubo un primer intento por parte de la oposición para que se pueda tratar pero fracasó dos veces.

En la convocatoria a ordinaria se propuso que se pueda tratar sobre la marcha pero hubo llamativas ausencias, por lo que no prosperó.

Fue entonces que la oposición decidió solicitar una sesión extraordinaria pero no contaron con que Patria Querida y Hagamos no se presenten y no hubo cuórum.

Sin embargo, tanto los liberales como los demás opositores apelan al apoyo de estos dos grupos.

Los colorados son 17 y aunque consiguieran el respaldo de Patria Querida y Hagamos, que suman 5, solamente llegarían a 22, por lo que precisarían un voto más, y algunos creen que la traición se podría dar dentro de la propia bancada liberal.

Postura Intermedia. La sorpresa en torno a una postura intermedia la dieron los senadores de Patria Querida.

Uno de los referentes del sector Stephan Rasmussen había manifestado en principio que la banca le correspondía a un senador liberal.

Posteriormente, se dio a conocer un comunicado en el que los patriaqueridistas sostienen que el lugar le correspondía al Unace, lo cual era bastante confuso ya que este partido no tiene suplente.

Algunos interpretaron que el PPQ podría abstenerse, y por otro que prefería que siga Oviedo Matto.

Luego, Rasmussen explicó que a criterio de su partido la Justicia Electoral debe convocar a un senador no proclamado del Unace, porque el lugar es de ellos.

Por su parte, Hagamos se mantiene en duda, y son los que podrían inclinar la balanza si se suman a los demás sectores de la oposición.

Esta semana podría ser clave para la definición del tema.

Dejá tu comentario