Mundo

Colombia responsabiliza al ELN de atentado en la academia policial

 

La guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) fue responsable del ataque con un carro bomba contra una academia de la policía que dejó 21 personas muertas y 68 heridas, declaró ayer el Gobierno de Colombia, lo que aleja la posibilidad de reanudar las conversaciones de paz con el grupo rebelde.

El ataque del jueves, el peor de su tipo en Colombia en los últimos 15 años, despertó el temor aún vivo a un violento pasado del país, a una ofensiva militar más intensa contra el grupo rebelde y a ataques de esa guerrilla contra las Fuerzas Armadas y la infraestructura económica. “Un acto terrorista cometido por el ELN segó esas vidas”, dijo el ministro de Defensa, Guillermo Botero, en la sede de la Presidencia.

La Dirección General de la Policía informó que el vehículo cargado con 80 kilos de pentonita ingresó de forma violenta a la Escuela General Santander, el centro de formación de oficiales, y explotó después de estrellarse contra un muro. Uno de los fallecidos fue José Aldemar Rojas, alias El Mocho Kiko, quien conducía el vehículo cargado con los explosivos.

“El autor material de este acto terrorista es miembro del Ejército de Liberación Nacional”, sostuvo el fiscal general, Néstor Humberto Martínez.

no fue ataque suicida. La mano izquierda de Rojas fue encontrada cerca al sitio de la explosión, lo que permitió identificarlo a través de sus huellas dactilares, dijo el fiscal Martínez, al revelar que luego de interceptaciones telefónicas fue capturado en Bogotá un hombre que reconoció su participación en el ataque. El ministro Botero dijo que, según las investigaciones, el ataque se planeó desde hace más de 10 meses. Además del conductor del carro bomba, murieron 20 cadetes, incluida una alumna ecuatoriana. Pese a las características del ataque, Botero descartó que se hubiera tratado de una acto suicida. “No existe, hasta el momento, ningún elemento que nos permita concluir que esta persona se suicidó”, expresó el ministro de Defensa, quien aseguró que el carro pudo ser activado a control remoto.

El presidente de Colombia, Iván Duque, mantiene congelados los diálogos de paz con el ELN a la espera de que libere a 17 personas secuestradas y suspenda sus hostilidades, a lo que esa guerrilla se ha negado.

Dejá tu comentario