Nacionales

Ciudadanos simbolizan muerte de la corrupción en Concepción

Los ciudadanos indignados contra la administración municipal de Concepción tomaron este jueves la plaza principal de la ciudad, donde simbolizaron su idea de enterrar a la corrupción. Los pobladores exigen la intervención de la Comuna.

Justiniano RiverosPor Justiniano Riveros

Un cajón fúnebre y varios muñecos con el nombre del intendente de la Municipalidad de Concepción, Alejandro Urbieta, y de algunos concejales municipales, son los objetos exhibidos por los ciudadanos indignados en el parque Agustín Fernando de Pinedo.

“Nosotros estamos simbolizando con esto nuestra idea de enterrar la corrupción existente en Concepción, no confiamos en el trabajo de la Contraloría que viene a blanquear la administración de Urbieta, por eso estamos con esta medida”, señaló Elena García, una de las manifestantes.

La exhibición llamó mucho la atención de los pobladores, quienes al pasar por el lugar quedaron a mirar el trabajo de los indignados. Los objetos se muestran desde el miércoles por la noche y permanecen en exposición durante este jueves.

La movilización ciudadana ya lleva 151 días de lucha exigiendo la renuncia del intendente liberal Alejandro Urbieta y la intervención municipal.

Nota relacionada: Contraloría inicia auditoría en Municipalidad de Concepción

Por otra parte, los auditores de la Contraloría General de la República (CGR) se instalaron, desde el pasado lunes, en la Casa de la Cultura, a media cuadra de la Municipalidad de Concepción, donde recibieron varios documentos a fin de someter a análisis la gestión del jefe comunal.

La investigación de los documentos corresponde a la administración de Urbieta durante el año 2018.

Los indignados denuncian hechos irregulares en su gestión, como la sospechosa venta del Puerto Nanawa por USD 700.000 a la empresa TLP y las obras mal ejecutadas en la ciudad.

Todo esto, sumado a una supuesta falta de transparencia en el manejo de los recursos y la existencia de procesos judiciales que soporta el intendente por los supuestos hechos de desacato judicial, apropiación y lesión de confianza.

Dejá tu comentario