Interior

Ciudadanos levantaron un aula en comunidad indígena

Robert Figueredo

SAN JOAQUÍN - CAAGUAZÚ

Corazón Solidario es la denominación de un grupo organizado de ciudadanos de la ciudad de Coronel Oviedo, cuya misión es ayudar a crecer a personas necesitadas.

Esta agrupación ciudadana ha apuntado hacia una de las necesidades de la comunidad indígena San Jorge, situada en el distrito de San Joaquín, en el Departamento de Caaguazú, donde vieron la necesidad educativa de unos 70 niños y adolescentes carentes de conocimientos básicos para enfrentar los desafíos de la sociedad moderna.

Con una inversión de 20 millones de guaraníes aproximadamente, quedó habilitada en la comunidad indígena la primera aula, donde ya se imparten clases del primer grado a un entusiasmado grupo de alumnos.

El costo del emprendimiento fue producto de la colaboración de ciudadanos trabajadores comprometidos con la causa del grupo consciente de la necesidad del involucramiento de la sociedad civil en las problemáticas que aqueja a sectores vulnerables del país.

El presidente de Corazón Solidario, Ángel Araújo, mencionó que los indígenas de nuestro país, ante la falta de educación para poder sobrevivir, se ven obligados a emigrar a ciudades más desarrolladas donde viven de la mendicidad.

"Nuestra meta es que con el funcionamiento de esta escuela se pueda frenar el abandono de la comunidad. Con el acompañamiento nos dimos cuenta de que existe interés de mejorar las condiciones de vida de estas familias", acotó Araújo.

FUNCIONA CON UNA DOCENTE. La escuela ya funciona con una docente de este distrito que cuenta con rubro del Ministerio de Educación. También acompaña a la maestra otra joven profesional del área en condición de voluntaria.

Lo resaltante de la comunidad San Jorge es que cada familia cuenta con una parcela de cultivo con rubros de sustento.

Otro programa de ayuda que se encuentra en fase inicial es el cultivo de unas 5.000 plantitas de yerba mate, apuntando a un ingreso económico sustentable en los próximos años.

Dejá tu comentario