Nacionales

Cinco allanamientos simultáneos en investigación contra fiscala y juez en San Juan Nepomuceno

La Fiscalía realizó este viernes cinco allanamientos simultáneos en San Juan Nepomuceno, Departamento de Caazapá. Se trata de una investigación contra una fiscala y un juez por lavado de dinero, enriquecimiento ilícito y usura.

A raíz de una denuncia formulada ante el Ministerio Público, la Fiscalía procedió a allanar dos inmuebles particulares, dos instituciones públicas y una financiera.

Los procedimientos en simultáneo se realizaron en la localidad de San Juan Nepomuceno, Departamento de Caazapá.

Se trata de una investigación sobre lavado de dinero, enriquecimiento ilícito y usura que tiene en la mira a la fiscala Karina Escurra y a su esposo, el juez de Paz Nery Martínez.

Dos de los operativos se realizaron en la sede del Ministerio Público y el Juzgado de Paz de la mencionada localidad.

Los agentes fiscales que realizaron el operativo son René Fernández, Natalia Fuster, Josefina Aghemo y Liliana Alcaraz.

Embed

Denuncia

René Fernández, representante del Ministerio Público, en contacto con NoticiasPy, manifestó que de acuerdo con la denuncia formulada en contra de Karina Escurra y Nery Martínez, ambos supuestamente se dedican a hacer préstamos, y además tendrían un patrimonio que no son justificables con el salario de un funcionario público.

“La denuncia que recibimos fue de parte de un usuario, quien supuestamente fue obligado a pagar un pagaré por el monto de G. 1.800 millones y a realizar la transferencia de un inmueble”, detalló al tiempo de agregar que desconoce el valor del mismo y citando que la acreedora es la agente fiscal denunciada.

San Juan allanamientos
Una de las viviendas allanadas este viernes.
Una de las viviendas allanadas este viernes.

Describió que la financiera allanada a primera vista no tiene ningún cartel publicitario, y todavía no se sabe si está constituida legalmente, pero aseguró que eso se profundizará en las próximas diligencias del Ministerio Público.

Señaló que según los primeros indicios de la investigación, se trata de un aparente esquema de extorsión. Aseguró además, que tanto la fiscala Escurra como el juez de Paz están en pleno ejercicio de sus cargos.

Dejá tu comentario