Nacionales

Ciberdependencia: ¿Cuánto tiempo debe un niño usar el celular o televisor?

La sobreexposición de un cerebro en desarrollo a celulares, tabletas, televisores y otros similares está asociada con el déficit de atención, los retrasos cognitivos, el aprendizaje disociado y otros problemas. Por esa razón, es necesario controlar el tiempo que los niños usan estas tecnologías.

La doctora Zully Suárez, titular de la Dirección de Salud Integral de la Niñez y la Adolescencia del Ministerio de Salud, expuso -a través de un comunicado emitido este lunes- sobre la importancia de educar a los niños en el uso de los aparatos electrónicos.

Señala, entre otros aspectos, que es necesario garantizar que las aplicaciones y los juegos que utilizan sean adecuados a la edad de cada niño, limitar su uso y evitarlos antes de dormir.

La profesional explica que para garantizar el correcto desarrollo físico y psicológico, además de evitar hábitos de dependencia y adicciones a los aparatos electrónicos, es necesario animar a los más pequeños a realizar actividades al aire libre, que involucren también a otros niños.

Nota relacionada: Alertan sobre efectos de adicción a videojuegos, nuevo trastorno mental

Suárez sugirió vigilar el uso que le dan los mismos a los dispositivos, ya que pueden caer en la “ciberdependencia”. Con base en estudios de la Academia Americana de Pediatría y la Sociedad Canadiense de Pediatría, afirmó que los niños de hasta 2 años no deberían estar expuestos a este tipo de tecnología.

En el caso de los niños de entre 3 y 5 años, estos deberían contar con un acceso restringido de solo una hora al día, y entre los 6 y 18 años, se debería acceder durante un máximo de dos horas al día.

VIDEO JUEGOS PARA NIÑOS.png
Los niños de entre 3 y 5 años deberían tener un acceso restringido de solo una hora al día.
Los niños de entre 3 y 5 años deberían tener un acceso restringido de solo una hora al día.

¿Por qué los niños menores de 2 años no pueden usar estos aparatos? Según Zully Suárez, en esta edad el niño está en pleno desarrollo y las pantallas no cuentan con condiciones para ellos y no sustituye la interacción humana fundamental para esta etapa: tonos de voz, atención, emoción, afecto, contacto físico y otros.

“A partir de los 2 años, se podrá proponer una hora diaria de exposición a contenido adecuado para la edad (con un máximo de dos horas diarias). Lógicamente, siempre supervisado por un adulto”, remarcó.

También puede leer: Los videojuegos hacen que la violencia parezca divertida, advierte psiquiatra

La especialista explicó que desde el nacimiento hasta los 2 años, el cerebro del niño triplica su tamaño y continúa en ese estado de desarrollo hasta los 21 años.

Los estímulos ambientales, o la falta de ellos, son los que determinan el desarrollo o no del cerebro a esta edad temprana.

“Se ha demostrado que la estimulación que recibe un cerebro en desarrollo, provocada por la sobreexposición a la tecnología, ya sea móviles, internet, iPads, televisión, está asociada con un déficit de atención y de función ejecutiva, retrasos cognitivos, aprendizaje disociado, una mayor impulsividad y una menor capacidad de autocontrol”, aseveró.

Asimismo, la doctora manifestó que el tiempo dedicado a la televisión y los videojuegos está relacionado con el aumento de la obesidad.

“Entre los niños que tienen acceso a la tecnología desde su habitación, la obesidad ha aumentado en un 30%. Estos niños con obesidad desarrollarán diabetes; en un 30%, además, las personas obesas tienen más riesgo de sufrir un derrame cerebral o un ataque al corazón prematuro, lo cual reduce dramáticamente la esperanza de vida”, profundizó.

Le puede interesar: ¿Es bueno que los niños tengan un smartphone?

Agregó que otro aspecto influyente es el aumento de dependencia a la tecnología de los propios padres, lo que produce un desprendimiento de sus hijos.

“A falta del apego parental, los niños desapegados suelen crear una dependencia hacia los dispositivos electrónicos, lo que puede derivar en una adicción. Uno de cada once niños de entre 8 y 18 años es adicto a la tecnología de acuerdo a un estudio realizado”, indicó

Modelo de atención integral de la niñez

El Ministerio de Salud Pública, a través de la Dirección de Salud Integral de la Niñez y Adolescencia, impulsa el modelo de atención integral de la niñez desde la Atención Primaria en Salud (APS), con énfasis en el desarrollo infantil.

El programa implica trabajar con los niños y sus familias en la estimulación oportuna, el cuidado de la nutrición y el buen trato en la crianza para desarrollar sus capacidades lingüísticas, emocionales, sociales y motoras del cerebro.

Lea más en: Celulares: Cómo nos volvieron adictos y cambiaron las relaciones personales

“Por eso, recomendamos que los padres inviertan su tiempo en interactuar con sus hijos, al hablar, al jugar, al leer cuentos y otras actividades, en lo posible al aire libre”, aconsejó.

Además, sugirió que los encargados de los niños regulen el uso de la televisión, tabletas, computadoras y celulares.

Para la utilización de estos dispositivos se debe tener en cuenta:

  • La edad.
  • El tipo de uso.
  • Cuánto tiempo invierte en este tipo de actividad.
  • Priorizar juegos que sean interactivos, didácticos, acordes a edad.
  • No usar pantallas ni internet en habitaciones.
  • No exponerlos a pantallas una hora antes de ir a dormir.
  • Compartir con los niños las actividades, no dejarlos solos.
  • Promover ala ctividad física.
  • Promover otro tipo de juegos y que las pantallas no sean la única actividad disponible para el niño.
  • La utilización de internet en la época escolar puede ser muy útil para el aprendizaje, siempre y cuando sean acompañados por un adulto.

“Es importante variar las actividades. La variación estimulará su desarrollo y sus sentidos, y evitará el sedentarismo”, concluyó la especialista.

Dejá tu comentario