Mundo

China presiona a los EEUU para que no venda armas a Taiwán

 

China instó este martes a Estados Unidos a anular inmediatamente el proyecto de venta de 2.200 millones de dólares en armas a Taiwán, una nueva escalada de tensión entre ambos países, inmersos en una guerra comercial.

“China exhorta a Estados Unidos a anular inmediatamente este proyecto de venta de armas a Taiwán y detener cualquier vínculo militar entre Taiwán y Estados Unidos“, dijo el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, Geng Shuang.

El Congreso ha sido notificado de esta venta, que incluiría 108 tanques Abrams M1A2T y unos 250 misiles Stinger. Los legisladores estadounidenses tienen 30 días para objetar, lo que parece poco probable.

“La venta de armas por Estados Unidos a Taiwán viola seriamente el principio de una sola China interfiere gravemente en los asuntos internos de China y socava su soberanía e intereses de seguridad“, declaró Geng.

El gobierno de China “expresó su profundo descontento, así como su firme oposición, y ya protestó oficialmente ante Estados Unidos“, agregó.

La iniciativa de venta ocurre en medio de tensiones entre Pekín y Washington, que se libran una guerra comercial desde el año pasado.

China considera como parte de su territorio a la isla de Taiwán, que no es reconocida como un Estado independiente por la ONU.

Washington, quien rompió relaciones diplomáticas con Taiwán en 1979 para reconocer al gobierno de Pekín como único representante de China, sigue siendo no obstante el aliado más poderoso de la isla y su principal proveedor de armas y Trump apunta a fortalecer los lazos con la isla.

En tanto, el Ministerio de Asuntos Exteriores taiwanés aseguró que la reciente aprobación de la venta de armas por Estados Unidos muestra el apoyo brindado por Washington frente a las amenazas de China.

“La venta de armas a Taiwán demuestra el apoyo del Gobierno estadounidense a las necesidades de Defensa de Taiwán, así como su firme determinación de cumplir con sus compromisos de seguridad“, señaló la cancillería taiwanesa.

Según el Departamento de Defensa de Estados Unidos, esta transacción “no alterará los equilibrios militares básicos en la región.”

En ese sentido, el Gobierno isleño ha valorado la venta como un método para mejorar la capacidad disuasoria de Taiwán frente a las provocaciones militares llevadas a cabo por la China continental. AFP-EFE

Dejá tu comentario