Deportes

Cerrado en Tuyucuá

Libertad y Cerro empataron 0-0 en un partido muy disputado. El Ciclón, si logra una victoria en las próximas fechas, será campeón.

Finalmente no hubo festejo de campeón para Cerro Porteño en Tuyucuá, Libertad se le plantó y sacó un empate que termina de convencer más a los dirigidos por Francisco Arce que a los de Ramón Díaz.

Es que el Gumarelo necesitaba ganar para quedar con chances claras de pelear por el campeonato. El punto lo deja a seis unidades del Ciclón, que con un fixture más accesible en las dos últimas fechas y sin doble competencia, si gana uno de esos dos juegos, será campeón sin depender de ningún otro resultado.

CERRADOS. Sin dudas las defensas hicieron sus partidos. Libertad ganó mucho en seguridad con el ingreso de Paulo Da Silva, fue el puntal de la resistencia gumarela.

Con su experiencia, no necesitaba moverse mucho, sino que ordenó una línea que se vio muy mal parada ante Boca Juniors, y desde ahí Paulo puso un muralla ante un ataque azulgrana que solamente tuvo una chance clara, la que Alberto Espínola malogró bajo el arco a los 75 minutos.

Por el lado de Cerro Porteño, Juan Patiño anuló primero a Sebastián Ferreira y luego a Óscar Cardozo, minimizando cualquier ataque liberteño.

Otro punto muy alto fue Alexis Duarte, el Pulpito jugó de gran forma al anticipo, saliendo a romper la creación de ataque rival, con su velocidad en varias jugadas se le anticipó a Antonio Bareiro.

Para el ataque, Claudio Aquino nuevamente estuvo muy activo, para que las transiciones de defensa a ataque de Cerro sean rápidas y lleguen siempre cerca del arco liberteño, pero le faltó la definición, Churín fue absorbido en gran parte del juego por la marca de Paulo Da Silva y luego la de Luis Cardozo.

El 0-0 fue justificado. Ambos salieron a ganar con sus armas. La coronación quedará postergada para Cerro, pero llegará ya que tras el receso por la pandemia es el mejor equipo del fútbol paraguayo.



Dejá tu comentario