Economía

Cementera: Para economista, es corrupción traficar influencias

 

El tráfico de influencias y el uso de información privilegiada son también formas de corrupción, además del contrabando y el cobro de coimas, de acuerdo con la economista Verónica Serafini, del Centro de Análisis y Difusión de la Economía Paraguaya (Cadep).

La profesional se refirió en estos términos con relación al caso del proyecto de construcción de la planta de cemento en Concepción por parte del Grupo Cartes, siendo que existía ya otro proyecto similar y en el mismo departamento, a cargo de la cementera italiana Colacem.

Serafini calificó como una “pésima señal de corrupción” a casos como el proyecto del grupo al que pertenece el ex presidente de la República.

“Es una pésima señal de corrupción. La corrupción no es solamente contrabando ni coimear; corrupción también es hacer tráfico de influencias, usar información privilegiada, ser primero gerente de una empresa pública y después pasar a una empresa privada”, manifestó enfáticamente.

A su criterio, se trata de un digno caso de estudio en el que se mezclan muchos problemas. Citó referencias de Argentina y Chile, países donde existen líneas de investigación con una visión más amplia del concepto de corrupción.

La experta habló de conflicto de intereses, tráfico de influencias, además de lo que se conoce como el “fenómeno de puerta giratoria”, que es cuando un funcionario público emigra al sector privado, luego vuelve al ámbito oficial, y viceversa.

Este lleva información y conocimiento, según Serafini, que le sirven después solo a su empresa y no al resto de las competidoras en el mercado.

Recordemos que el representante legal de la compañía italiana, Stephan Vysokolan, manifestó la sorpresa del grupo europeo por el anuncio de que Cartes también instalará una cementera.

No obstante, a nivel oficial las referencias brindadas por el representante de Colacem indican que esta mantiene firme su proyecto de invertir en una planta de producción en el distrito concepcionero de San Alfredo.

Vysokolan dejó sentado que siguen avanzando en los trámites legales exigidos para la inversión, como el de la licencia ambiental, además de definir la ubicación de la planta en el inmueble ya adquirido en el distrito citado.

La inversión de la cementera de Cartes es de USD 180 millones, según manifestó José Ortiz, mano derecha del ex jefe de Estado y quien llevó la información al propio presidente Mario Abdo Benítez en Palacio de López.

Dejá tu comentario