Nacionales

Celeste Amarilla dice que detrás de su sanción hay prepotencia, chiquilinería y venganza

La diputada liberal Celeste Amarilla aseguró que detrás de su sanción existen varios elementos como una "venganza" por no ser la "miss simpatía" en la Cámara Baja. No obstante, aseguró que la medida impuesta por los colorados y algunos liberales es inconstitucional.

En comunicación con radio Monumental 1080 AM, la diputada liberal Celeste Amarilla reiteró que accionará judicialmente contra la sanción que se le fue aplicada por sus colegas, ya que considera que la medida es inconstitucional y nula.

La legisladora que fue sancionada con 60 días sin goce de sueldo aseguró que detrás de esa determinación del pleno “hay un poco de todo”. Ella había afirmado que la mayoría de los parlamentarios consiguieron sus bancas con dinero sucio y eso molestó a sus pares colorados.

“Detrás de esto hay muchas cosas. Hay una prepotencia del que cree que su poder es absoluto, hay chiquilinería y también hay un poco de vendetta y venganza contra mí, ya que no soy miss simpatía en la Cámara. Me cobraron un montón de argelerías”, aseguró.

Relacionado: Colorados, ofendidos por insultos, aprovechan mayoría e imponen sanción a Celeste Amarilla

La diputada liberal recordó que la Cámara de Diputados votó en varias ocasiones “contra viento y marea” y luego tuvo que rever su posición.

“La ruta creo que es el poder por el poder. El mensaje es yo tomo todo, tomo todas las instituciones, mando en todos lados y eso es muy preocupante. Esta es la impunidad que te da la ignorancia. La mediocridad es enorme en esa Cámara y cuando la mediocridad les nubla el cerebro, no entran en razón”, expresó.

La Cámara de Diputados sancionó a la diputada liberal Celeste Amarilla con suspensión por 60 días, por sus expresiones en las que afirmó que al menos 60 o 70 de los congresistas ingresaron con dinero sucio.

El proyecto de resolución por el que sancionó a la legisladora fue planteado por la bancada de Honor Colorado.

Lea también: Diputada liberal trata de miserables a los precandidatos

En reiteradas ocasiones, la diputada Amarilla cuestionó la oscura gestión del Partido Colorado e incluso pidió a la ciudadanía que ya no vote en las elecciones a ese grupo político.

Para el abogado constitucionalista, Emilio Camacho, la manera en la que se suspendió a la legisladora violenta varios principios constitucionales y, además, viola la inmunidad de palabra, que es clave para cualquier Congreso.

Dejá tu comentario