Deportes

Célebre por un gol

Centrodelantero fuerte, de buen remate, Luis Doldán fue pentacampeón con Olimpia. Pero es más recordado por su gol a Raimundo Aguilera.

Corrían 42 minutos de la segunda etapa. El partido entre el puntero Guaraní y Sportivo Luqueño, en el viejo estadio de Sajonia, estaba 0 a 0.

El centro vino desde la izquierda, enviado por Raúl Raco Ortiz. Doldán se anticipó a los defensores aurinegros y su cabezazo no pudo ser retenido por el arquero Raimundo Aguilera. Ese gol ponía fin a un invicto de 1.019 minutos del "Arquero de América" y elevaba a la categoría de celebridad al autor del tanto.

El famoso gol fue convertido por Luis Doldán el 26 de octubre de 1969. Su autor ya tenía 31 años y una exitosa carrera como futbolista, pero ese momento es recordado hasta hoy, aun cuando su protagonista había sido integrante del Olimpia que logró el primer pentacampeonato para la entidad, entre otros éxitos.

Pero la historia de Luis Doldán comenzó en Itá, en las inferiores del Sportivo Iteño, el club de la familia y uno de los grandes de la ciudad.

"Empecé en el Sportivo Iteño. Mi papá (Luis Doldán Figueredo) era el presidente. A los 13 años debuté en Primera", relata don Luis, quien hoy vive con sus hijos cerca de la iglesia de San Miguel, en Asunción.

En 1953, "el general Carmelo Piñeiro Zarza me vio jugar un partido amistoso en cancha de Recoleta. Me llamó y me dijo que quería llevarme a Olimpia". Era la posibilidad de dar el salto grande. Pero había un problema: en la familia eran todos antiolimpistas, porque la rivalidad entre el Sportivo y el Olimpia iteño no permitía que un miembro del clan jugara ni siquiera por el homónimo capitalino.

La intervención materna torció la voluntad del sector familiar masculino y Luis pudo fichar por el Decano, donde alternó en el equipo titular desde 1957.

Sus goles ayudaron al equipo franjeado a enhebrar cuatro de sus cinco títulos consecutivos.

En 1959 también se produjo su debut con la Albirroja. Debido a su juventud y a la calidad y abundancia de delanteros de la época, no pudo participar en el Mundial de Suecia en 1958, pero sí lo hizo en el Sudamericano del año siguiente en Buenos Aires.

AL EXTERIOR. En 1962 se produjo su ida al Everton de Chile, en donde jugaría hasta 1965. El año siguiente su destino sería Colombia, adonde lo llevó César López Fretes para unirse a otros paraguayos en el Deportivo Pereira.

A su vuelta, en 1968, su maestro, Aurelio González, lo llevó a Luqueño, con el que ganó el ascenso a Primera.

Tras un paso fugaz por el Octavio Espinoza, de Perú, Doldán volvió a Luqueño y en ese equipo logró su célebre gol a Aguilera.

Al final de ese torneo, una nueva transferencia lo llevó al Badalona, de España, una suerte de filial del poderoso Barcelona.

Un par de temporadas en la Tercera División española marcaron la despedida del autor de uno de los goles más famosos del fútbol paraguayo.

las cifras

4

títulos de campeón consiguió Luis Doldán en Primera División, todos ellos con Olimpia, desde 1957 hasta 1960.

5

fueron los países en los que jugó el centrodelantero. Además de Paraguay, lo hizo en Chile, Colombia, Perú y España.

3

clubes paraguayos lo tuvieron en sus filas: el Sportivo Iteño, de la Liga Central de Deportes, Olimpia y Sportivo Luqueño.

Dejá tu comentario