Nacionales

CDE: Condenan a policías por robo agravado y privación ilegítima de libertad

Cuatro ex oficiales de la Policía Nacional fueron condenados a seis, siete, ocho y 14 años de cárcel al ser hallados culpables de robo agravado y privación de libertad. El hecho se investiga desde 2016.

Luego de varias sesiones, este martes se conoció la sentencia en el incidentado juicio a cuatro policías imputados por robo agravado y privación de libertad, perpetrados en agosto de 2016.

El oficial inspector Rolando Damián Ramírez fue condenado a siete años, los suboficiales Robert Richer Resquín a ocho años, José del Carmen Barreto a seis, y Manuel Benítez, alias Pato, a 14 años de prisión.

El Tribunal de Sentencia estuvo integrado por los jueces Milciades Ovelar, Teresita Cazal y Efrén Giménez, quienes decidieron las condenas por unanimidad.

El tribunal revocó las medidas sustitutivas a la prisión y ordenó la remisión a la Agrupación Especializada, salvo la de Barreto, quien seguirá con arresto domiciliario a causa de una enfermedad terminal, hasta que el fallo quede firme.

Lea más: Prisión para tres policías por supuesto robo

En el juicio se demostró que tres de los uniformados condenados interceptaron a las víctimas, Chung Ling Chen y Rubén Darío Alcaraz, en pleno microcentro de Ciudad del Este y los llevaron hasta un Puesto Policial del kilómetro 8 Monday.

Una vez en el sitio, Ramírez, quien se desempeñaba como jefe, se sumó al equipo que terminó despojando a las víctimas de UDS 55.000, pertenecientes al empresario Estanislao Franco De Oliveira, producto del cobro de mercaderías.

El juez Ovelar explicó que las pruebas desarrolladas, el relato de las víctimas, el cruce de llamadas, videos de circuito cerrado y otros elementos les dieron la plena certeza de la responsabilidad de los cuatro acusados en los hechos punibles, en calidad de coautores.

La fiscala Cinthia Leiva defendió la acusación presentada por sus colegas que le antecedieron en la investigación.

Las víctimas declararon ante el Tribunal con detalles puntillosos sobre lo ocurrido, sin desperdicios en el relato. Mencionaron incluso que luego de ser “desplumados” los policías los llevaron hasta la ruta internacional y allí les dieron la suma de G. 100.000 para el taxi.

El Tribunal llamó la atención a los fiscales investigadores, por excluir de la causa al entonces director de policía, a cuyo cargo estaban los hoy condenados.

En el cruce de llamadas figuraba el número del entonces jefe policial de Alto Paraná, Darío Fermín Aguayo, a quien los acusados sindicaron como quien les ordenó el golpe.

Para el Tribunal, es inconcebible que los subordinados actúen sin la venia del superior, por lo que resolvió que la causa siga abierta y se remita al Ministerio Público para investigar a Aguayo y a quien pudiera resultar responsable del grave hecho punible.

Dejá tu comentario